.
AMBIENTE Empresas se unen para reducir el uso de pitillos plásticos en sus inventarios
jueves, 14 de febrero de 2019

Para hacer frente a la problemática, algunas empresas como el Grupo Éxito, Starbucks, Crepes & Waffles, Frisby o WeWork ya se comprometieron a reducir o eliminar el uso de pitillos.

Johnny Giraldo López

De acuerdo con el último informe de la Corporación Fenalco Solidario, un pitillo tarda un minuto en producirse, es utilizado en promedio una hora y tarda 1.000 años en descomponerse. Este fenómeno causa grandes complicaciones al medio ambiente, donde cerca de 310 especies son víctimas mortales del plástico y afecta las fuentes de recursos como el agua.

“Cada minuto llega al mar el equivalente a un camión de desechos plásticos, y en ese mismo tiempo se comercializan en el mundo un millón de botellas plásticas”, dijo Silvia Gómez, directora de Greenpeace en el país.

Para hacer frente a la problemática, algunas empresas como el Grupo Éxito, Starbucks, Crepes & Waffles, Frisby o WeWork ya se comprometieron a reducir o eliminar el uso de pitillos plásticos y otros insumos.

A nivel mundial, uno de los mejores ejemplos de la lucha contra los pitillos es el de Starbucks, que eliminó los pitillos de sus 28.000 tiendas creando una tapa que no necesita el uso de un sorbete para ser funcional. Con esta idea, la compañía dejará de utilizar más de 1.000 millones de pitillos en el mundo. Otras de las metas que tiene Starbucks en materia ambiental son lograr que 99% de su café sea abastecido éticamente, imponer US$0,5 por cada vaso de papel utilizado en Londres y dar descuentos a los clientes que opten por utilizar envases reutilizables para sus bebidas.

“La decisión de Starbucks de eliminar los pitillos de plástico de único uso es un brillante ejemplo del importante papel que las empresas pueden desempeñar para frenar la ola de plástico en los océanos. Con ocho millones de toneladas métricas de plástico ingresando al océano cada año, no podemos permitir que la industria permanezca al margen, estamos agradecidos por el liderazgo de Starbucks en este espacio”, comentó Nicholas Mallos, director del programa Trash Free Seas de Ocean Conservancy.

En Colombia, una de las pioneras en este tema de la eliminación de los pitillos fue Crepes & Waffles. Por medio de la campaña #SinPitilloPorfa, que empezó en 2016, el restaurante quiere generar conciencia sobre el uso de este insumo y la huella que deja su paso en los ecosistemas. Si bien la compañía sigue entregando pitillos aun cuando los comensales no los solicitan, su intención es que cada vez haya más personas que señalen que no quieren usar el sorbete para su bebida.

Frisby ha sido una de las empresas más características en la lucha contra la contaminación y la preservación del medio ambiente. Actualmente, tiene una política de sostenibilidad en la que incluye empaques más amigables con el ecosistema que están elaborados de bagazo y caña de azúcar. En el marco de la concientización sobre el desperdicio de plástico con el uso de los pitillos, la empresa se sumó a la ola en la campaña contra pitillos, reduciendo drásticamente su impacto ambiental.

“Gracias al compromiso de nuestros clientes con la campaña, logramos disminuir en un 65% el consumo y la posterior disposición de los pitillos”, señaló Frisby en un comunicado de prensa.

Otras de las iniciativas en que se ha embarcado la empresa es hacer actividades recreativas y pedagógicas para que los niños entiendan la trascendencia de cuidar y conserva el medio ambiente.

Además de estos dos restaurantes, otros dos luchadores reconocidos contra el uso de pitillos son Wok y Archie’s, y cabe recordar que en octubre del año pasado McDonald’s anunció que dejaría de ofrecer pitillos plásticos en Latinoamérica, con lo que podrían dejar de producir 300 toneladas de plástico en la región.

Adicional a la lucha contra los pitillos, otras grandes empresas, como el Grupo Éxito, han sido fundamentales en el combate contra el uso de plástico. Una de sus iniciativas más importantes fue el desarrollo de ecoeficiencias en sus propias marcas para optimizar el uso de plástico. Hasta el momento, han evitado la utilización de 86.000 kilogramos en este contaminante. El posconsumo también es vital para el Grupo Éxito, pues ha recuperado más de 22.600 toneladas de los desperdicios que produce.

Finalmente, un ejemplo importado es el de WeWork, que ha sido promotora del desarrollo en prácticas sostenibles y la reducción en el uso de insumos no son fundamentales. Es por eso que en sus siete oficinas en Colombia no hacen uso de plásticos en sus instalaciones, lo que incluye vasos, platos, cubiertos y pitillos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA