.
AMBIENTE Empresas dan segunda oportunidad a el aceite usado por el medio ambiente
jueves, 28 de abril de 2022

Atica, Ecogras, Recoils, Bioils, son compañías dedicadas a la recolección de este producto para crear jabones y cremas

Colombia produce al año 40 millones de galones de aceite mineral usado y son varias las empresas que se han dedicado a la recolección y reutilización de este líquido para darle un segundo uso y así contribuir con el cuidado del medio ambiente.

Atica, Ecogras, Recoils, Bioils, Greenfuel, Reaceico, entre otras, son algunas de las empresas dedicadas a la recolección de aceite de cocina usado y las encargadas de darle un segundo uso convirtiéndolo en productos como jabones, cremas, lubricantes, ceras, velas, pinturas, barnices y abonos orgánicos a través del compostaje. Aunque algunos de sus métodos de recolección y procesos de refinación son diferentes, todas tiene el mismo objetivo y es contaminar menos el planeta en el vivimos.

Reaceico, con su planta principal ubicada en Galapa, Atlántico, cuenta con presencia en Barranquilla, Santa Marta, Cartagena, Bogotá, Cali, Sincelejo, Montería, Riohacha y Valledupar, y a partir de 2017 a través de su campaña #unarbolporelcaribe ha sembrado en diferentes comunidades de la costa un árbol por cada tonelada de aceite de cocina usado recolectado.

La empresa también cuenta con la certificación Internacional Iscc otorgada en 2019 la cual asegura de que el aceite de cocina usado es utilizado como materia prima única y exclusivamente para la producción de Biocombustibles.

Otro ejemplo de recolección lo realiza la empresa Atic, que refina cerca de cinco millones de ese producto al año y que para 2022 espera aumentar su capacidad de tratamiento a siete millones de galones de tales productos de desecho, que en su mayoría son generados por pequeñas y micro empresas, tales como montallantas, servitecas, concesionarios y autoservicios automovilísticos.

“Es un tratamiento certificado, nosotros buscamos que se generen productos alternativos que reemplacen los combustibles convencionales y evitamos la mala disposición de este residuo peligroso como lo es el aceite mineral usado, incentivando a las industrias a cuidar el entorno a través de un manejo adecuado de estos”, dijo Mauricio Abondano, Gerente de negocios de Atica.

La actividad de la empresa le permite a esta industria contar con una alternativa de tratamiento seguro y confiable, con sello de economía circular pues se transforma un residuo altamente contaminante a un producto terminado.

Ecogras Colombia actualmente exporta a Europa más de 50 toneladas al mes de aceite de cocina usado, para la producción de biocombustible. Esta empresa recicla el aceite usado de importantes empresas de Medellín y el Valle de Aburrá, bajo la norma ISCC de sostenibilidad europea, la cual le permite certificarlos frente al cumplimiento de la norma. En el caso de los hogares, el aceite se le paga a la población a partir de 20 litros.

Recolección de aceite vegetal usado y/o aceite de cocina usado en Colombia para la fabricación de Biodiesel de Segunda generación

Greenfuel, es otra empresa certificada desde el año 2013 bajo el esquema voluntario Iscc EU, dedicada a la recolección de aceite vegetal usado y/o aceite de cocina usado en Colombia para la fabricación de Biodiesel de Segunda generación.

La regulación en Colombia respecto a este tipo de residuos sigue siendo muy nueva y aunque en 2021 el Ministerio de Ambiente reguló el reciclaje de este producto, estableciendo normas para los productores, distribuidores y comercializadores de aceites vegetales comestibles, todas las personas deben estar comprometidas con el manejo que se le da a el aceite de cocina.

El proceso de re-refinación

La re-refinación que aplica Atica al aceite mineral recolectado es amigable con el medio ambiente y disminuye su impacto negativo, toda vez que una sola gota de aceite usado puede contaminar un metro cúbico de agua, según estudios del Fondo de Aceite Usado (FAU).

El proceso disminuye el impacto ambiental, dándole una segunda vida útil con la última tecnología para obtener sustitutos de combustibles industriales. Adicionalmente, en Atica se aprovecha el poder calorífico de los residuos peligrosos para la generación de energía térmica.

Por último, vale recalcar que el aceite mineral usado se recoge en todo el país, pues Atica tiene la capacidad logística para su transporte y procesarlo en una refinería ubicada en Cartagena, desde donde se fabrican productos terminados que regresan al mercado reelaborado, con especificaciones técnicas de alta calidad y a precios competitivos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Tecnología 19/05/2022 Empresas de tecnología apuestan por la economía circular en metas de sostenibilidad

La sostenibilidad, y todo lo que esta implica en materia económica, social y ambiental, se consolida como un eje estratégico de las compañías

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL