.
LABORAL Donaciones de las empresas podrían ayudar a reducir la desnutrición infantil
jueves, 2 de noviembre de 2017
La República Más

Este año el Banco de Alimentos espera recaudar 17 millones de kilos en comida donada

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Hace unas semanas, el Instituto Nacional de Salud presentó su más reciente informe epidemiológico. En este, se evidenció los nuevos reportes de muertes en menores a causa de desnutrición; según la entidad, en lo corrido del año ya son 41 los niños que fallecieron por este mal, y hay sospecha de 133 casos más que están en investigación para comprobar si el fallecimiento fue por presentar mala alimentación.

Ante las denuncias, las principales fundaciones de derechos infantiles como la Casa Niñez, y el Banco de Alimentos han hecho un llamado a las empresas de diferentes sectores a que involucren en sus planes de responsabilidad social la donación de productos alimenticios o patrocinio a los programas de este segmento. Se ha evidenciado que estos auxilios han reducido lo niveles de problemas alimenticios entre los más pobres.

Hasta el momento, precisamente el director del Banco de Alimentos, el sacerdote diocesano Daniel Saldarriaga, reconoció que “hoy se ve un apoyo por lo menos de las empresas de gran nivel, que han generado estrategias para que los productos que elaboran y pasan por problemas de ventas, en vez de bota, puedan ser enviados a las comunidades que más lo necesitan; pero hay que recordarles a las corporaciones que es mejor llevar los productos a un comedor que a un contenedor”.

Según los reportes de la organización, al cierre de 2015 el Banco de Alimentos por concepto de las donaciones de las empresas, se reunieron 14 millones de kilos entre líquidos, congelados, harinas y granos. Para diciembre de este año la expectativa es que la cifra llegue a 17 millones, pues se han sumado más empresas aportantes los últimos meses.

Hay que tener en cuenta que entre 2005 y 2015 se pasó de tener 40 empresas aportantes por año a 450 según los indicadores de donaciones de la fundación Casa Niñez. “Lo que hemos notado es que las directivas no solo se dedicaron a donar, sino que certificaron sus planes de responsabilidad para que cada año se cumplan metas internas de alimentos donados, en otras palabras los esfuerzos de las compañías pasaron de ser regalos a las comunidades pobres a una política interna”, comentó Camilo Cabrales, coordinador de donaciones de la entidad.

Los métodos más comunes de las compañías para hacer las entregas de alimentos, se hacen luego de conocer sobre el inventario que ponen a la venta, y cuánto de él corre riesgo de llegar a su fecha de vencimiento.
“Alquería ha venido trabajando con las comunidades menos favorecidas con donaciones de productos a través de los bancos de alimentos quienes brindan asistencia a más de 3.194 organizaciones sin ánimo de lucro para mejorar las condiciones nutricionales de personas que se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, es un proyecto que seguirá fuerte y debe mantenerse en la industria”, expresó el presidente de Alquería, Carlos Enrique Cavelier.

En este caso concreto, fue una de las primeras compañías en dar este paso, al punto que en los últimos 10 años Alquería ha donado a distintos bancos de alimentos más de 18 millones de litros de leche y $29.000 millones. Estos auxilios han llegado a 14 fundaciones que distribuyen las ayudas en 13 ciudades de Colombia.

Por otra parte, además de enviar los productos cercanos a caducar, también tanto el Banco de Alimentos como Casa niñez han reconocido que las empresas incorporaron en su producción unidades para el comercio, pero también otro grupo exclusivo para los alimentos, quiere decir que no solo se piensa en vender sino en producir para donar.

LOS CONTRASTES

  • Daniel SaldarriagaSacerdote director del BAnco de Alimentos

    “Se necesita que los empresarios reconozcan el poder de apoyo que la indsutria le puede ofrecer a los más pobres”.

En Caquetá se espera mayor ayuda pese a que tiene comunidades con niveles de desnutrición que viven en zonas de difícil acceso y retrasan los cargamentos de productos.

El beneficio del cambio de imagen
Según explicó Saldarriaga, hay momentos en los que las compañías tienen mayor capacidad de donación, y una de esas etapas es cuando las empresas pasan por cambios de imagen o lanzan algún producto.

Por ejemplo, “hemos visto que Postobón, cuando tienen los rediseños de etiquetas ha logrado el envío de envases de gaseosas a zonas muy necesitadas en mayor proporción que en otras épocas. Al parecer estos ciclos en los que la industria se mueve más, aplica en sus inventarios unas metas para producir buenas cantidades de donativos. En bebidas, la champaña de los más necesitados resulta ser las gaseosas, a veces no imaginamos la felicidad con la que reciben las comunidades este tipo de artículos”, agregó.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Salud 17/06/2021 Techo Colombia y Aire Fresco se vinculan para mejorar salud mental de sus empleados

La plataforma de meditación ofrecerá sus herramientas a trabajadores, voluntarios y beneficiarios de la organización sin ánimo de lucro

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL