.
AMBIENTE #CicloSiete: una plataforma de sostenibilidad colaborativa
jueves, 4 de abril de 2019

El concepto de sostenibilidad colaborativa busca sumar las capacidades disponibles de personas y organizaciones para aportar a las metas planteadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030

Alejandro Zapata

La economía colaborativa ha generado una gran cantidad de iniciativas innovadoras para intercambiar bienes, servicios y experiencias; es muy común en la cuarta revolución industrial recurrir a una aplicación para encontrar un alojamiento, un vehículo, un mensajero, una bicicleta y hasta alguien que nos ayude con un favor.

Siguiendo los ejemplos anteriores, las capacidades disponibles son las que debemos identificar para diseñar propuestas en el marco de la llamada revolución digital o revolución 4.0; y fue esto, lo que nos inspiró a crear una comunidad en la que todos ponemos para contribuir con el Desarrollo Sostenible.

La Comunidad #CicloSiete fue inspirada en un encuentro mundial de Empresas B o empresas con propósito, en Boulder, Colorado (EE.UU.), en el año 2013. Allí, concluimos que con la información y tecnología disponibles, las soluciones a las grandes problemáticas mundiales se debían construir entre todos de manera colectiva y desde Portafolio Verde nos dimos a la tarea de crear una plataforma para generar sostenibilidad colaborativa.

El concepto de sostenibilidad colaborativa que hemos venido promoviendo, busca sumar las capacidades disponibles de personas y organizaciones para aportar a las metas planteadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030. ¿Qué podemos poner sobre la mesa? Los voluntarios aportan tiempo valioso para acompañar procesos sociales y ambientales; las familias mejoran la separación de residuos en sus hogares y el consumo eficiente de agua y energía; los colegios y las universidades cuentan con profesores, aulas, auditorios, investigadores y bibliotecas, entre otros, para fortalecer la educación para el Desarrollo Sostenible; los diseñadores tienen en cuenta mejores materiales y prácticas para productos más amigables con el entorno y la gente; el talento de las organizaciones contagia positivamente la cultura; los consumidores y usuarios mejoran sus hábitos y prefieren cada vez más productos y servicios responsables; el sector cultural aporta contenidos para inspirar a más personas a generar cambios.

Para alinear estas capacidades generamos en los 22 países de Iberoamérica las Mesas Redondas Ciclo Siete que a la fecha ya suman 44. Son mesas de trabajo, unas por ciudades y otras en las siete temáticas de la comunidad: Biodiversidad, Movilidad Sostenible, Educación, Diseño, Organizaciones, Estilos de Vida Saludable y Cultura; son “redondas” porque no tienen cabecera: escenarios virtuales de conversación sin protagonismos. Los integrantes de la Comunidad intercambian sus experiencias, comparten conocimiento y generan sinergias.

Entre una gran cantidad de experiencias que se desarrollan durante el año, la Comunidad #CicloSiete lidera la Semana por la Sostenibilidad que llega a su quinta versión del 30 de marzo al 5 de abril.

La Comunidad #CicloSiete se ha convertido en una iniciativa de alto impacto en la región, orientada por cuatro propósitos: generar conciencia, hacer un fuerte llamado a la acción, visibilizar las mejores prácticas y ponerlas como ejemplo e inspirar a más personas para que generen soluciones a los retos sociales y ambientales. Ya son más de 1.000 organizaciones sumadas y los mensajes que en las redes han incluido la etiqueta #ciclosiete han llegado a más de 22 millones de usuarios en estos cinco años.