miércoles, 5 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Carlos Rodriguez Salcedo - crodriguez@larepublica.com.co

La compañía de la familia Santo Domingo, por ejemplo, no solo busca economizar el líquido en el procesamiento de la cerveza, sino también entre sus trabajadores. “Cada turno de producción es responsable del uso del volumen de agua asignado a su proceso. Además, hay un monitoreo de los indicadores de consumo al final de cada turno”, explicó Jorge Bedoya, director de la Fundación Bavaria.

Sumado a esto, la empresa ha reducido en tres años un 27% el consumo de agua y planea estar por debajo de los 2,98 litros de agua por cada litro de cerveza. La idea es estar por debajo de los indicadores de la industria, que se mueven entre 3,5 y 3,8 litros por litro de cerveza. 

Celsia, por ejemplo, tiene una política de agua en la que ha reforestado especies nativas en las microcuencas que abastecen los acueductos que drenan el embalse Salvajina; ha sembrado 800 árboles en las microcuencas del Ríofrio y en la cuenca de las centrales hidroeléctricas Alto Tuluá y Bajo Tuluá en el Valle del Cauca.

“La compañía suscribió un convenio por $215 millones con el Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad, para potenciar acciones de cuidado y conservación en las cuencas aportantes a las centrales hidroeléctricas Amaime, Nima I y II y Río Cali I y II en el Valle del Cauca”, aseguró Beatriz Orozco, líder de gestión socioambiental corporativa de la compañía.

También, explicó que la empresa lidera el proyecto ReverdeC, que busca la restauración de cuencas hidrográficas a través de la siembra de un millón de árboles nativos anuales, y en el que invierten $6.500 millones. Una de las metas de Celsia es incrementar en un 15% la reutilización o reuso de agua en el proceso de generación térmica en 2016.

En el caso de Colombina, el indicador de consumo ha pasado de 4,7 a 4,3 metros cúbicos por tonelada producida en los últimos cuatro años. La meta es reducirlo a 4,2. Además, la inversión total para la protección del medio ambiente el año pasado fue de $4.675 millones.

La compañía  también trabaja con fundaciones para proteger las cuencas en el Valle del Cauca. Por ejemplo, ayuda a la reforestación de la cuenca del río Bugalagrande, en donde trabajan hace 20 años, y también en el río La Paila, donde están presentes hace siete años.

“Estamos trabajando por disminuir las cargas contaminantes de las aguas residuales buscando de esta forma prevenir la contaminación y hacer mucho más eficientes los sistemas de tratamiento de aguas residuales de Colombina”, agregó José Fernando Ochoa, vicepresidente de marketing para Colombia.

Para Alpina, la protección del agua es uno de los tres pilares en su política para luchar contra el cambio climático. Con este propósito, en los últimos 20 años, ha logrado reducir en un 84% su consumo unitario de agua Además, cuenta con sistemas de tratamiento con resultado de remoción que llegan a 98,5% gracias a las plantas de tratamiento.

Corona economiza con sus productos

En su objetivo de economizar agua, Corona tiene en el mercado productos para que sus usuarios lo hagan desde sus hogares. Por ejemplo, tiene sanitarios de doble descarga que dan la opción de seleccionar la cantidad de agua necesaria; las duchas que tienen permiten ahorrar 9,5 litros de agua por minuto; las griferías tienen un dispositivo que limita el consumo de agua a máximo 1,9 litros por minuto. La compañía también tiene en su portafolio airadores que regulan el agua que sale del grifo.

Las opiniones

José Fernando Ochoa
Vicepresidente de marketing de Colombina
“La organización tiene un programa de mejoramiento que incluye el componente ambiental”.

Jorge Bedoya
Director de la Fundación Bavaria
“La filosofía de ahorro y uso eficiente en el sitio de trabajo se extiende hacia los hogares y las comunidades”.