.
RESPONSABILIDAD SOCIAL

Avianca y Terpel, entre los 10 casos de éxito del voluntariado

miércoles, 1 de junio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado

Cada vez el sector empresarial es más consciente del aprovechamiento de su estructura en pro de actividades que impacten a las comunidades más vulnerables, cultivando en su fuerza laboral los valores de la misma organización.

“El conocimiento que yo tenía en mercadeo lo pude compartir y socializar con la oenegé, utilizándose para sus diferentes programas. Lo que yo normalmente hago en Colombia y que parece cotidiano, otras personas le pudieron dar un valor muy importante”, manifestó Margarita Lozano, gerente de línea de GSK Colombia, quien estuvo durante seis meses en Bolivia apoyando a Save The Children.

En el caso de Bancolombia, en el componente de sostenibilidad se destacó  en 2015 haber logrado una participación de 12.373 voluntarios en iniciativas que beneficiaron a más de 58.159 personas.  

Franco Piza, director de Sostenibilidad de Bancolombia, compañía que promueve el voluntariado en 26 departamentos del país aportando 544 horas al año,  aseguró que “el voluntariado corporativo de Bancolombia, más allá de ser una herramienta para la innovación social y para la participación directa de los empleados y sus familias en la solución de problemáticas sociales, es un elemento esencial para la estrategia de ‘Una Banca más Humana’ y para el propósito de contribuir a mejorar la vida de las personas conectándolas con las posibilidades y de esta manera lograr la transformación positiva de la sociedad”. 

Piza agregó que solo conociendo los retos de las comunidades en vivo y en directo se pueden plantear soluciones innovadoras desde el quehacer del Grupo Bancolombia.

Grupo Argos  tuvo  en 2015 cerca de 1.675 trabajadores voluntarios que donaron 5.479 horas de su tiempo para proyectos principalmente de educación. Y si bien entre todas sus filiales se destacó la participación de 1.102 trabajadores del negocio de cemento, en esta ocasión sobresale el caso  de Epsa y Celsia, ya que a través de sus fundaciones, 350 colaboradores  participaron el año pasado en 39 actividades beneficiando a 14.497 personas con 1.470 horas donadas a proyectos relacionados con actividades educativas, ambientales y culturales.    

Luz María Gallo, directora de las Fundaciones Epsa y Celsia, expresó que “los colaboradores de la compañía disfrutan y valoran mucho las diversas actividades del voluntariado. Siempre vinculan a sus familiares y entregan lo mejor de sí en cada jornada”.  

Gallo puntualizó que el voluntariado es un programa que permite a la compañía promover sus valores, el crecimiento personal de sus colaboradores y al mismo tiempo incidir positivamente en el bienestar de las comunidades localizadas en las zonas de influencia de sus centrales eléctricas.

Grupo Telefónica no se queda atrás, pues a través de su fundación, contó en 2015 a nivel mundial con el apoyo de 27.110 voluntarios. En América Latina se destacó la elevada participación de Brasil (5.128), Argentina (2.905), Perú (2.792), Chile (1.575) y Colombia (1.530). Inclusión social, emprendimiento, educación e infancia, son algunos de los ámbitos de actuación.     

Así mismo, Terpel mediante la fundación que lleva el mismo nombre, propició la participación de 635 de sus trabajadores, intervención que benefició a 7.500 personas aproximadamente. 

Durante el último año más de 200 empleados de Gas Natural Fenosa y sus familiares han participado en el programa de voluntariado corporativo de educación ambiental y conservación de la biodiversidad puesto en marcha con la colaboración de la Fundación Global Nature. 

En el subsector de bebidas se destaca que en 2015, Bavaria tuvo 200 trabajadores vinculados al programa ‘Uni2’, el cual realizó  proyectos como la construcción de 12 casas en Bogotá y la jornada de reforestación en la Reserva Biológica El Encenillo. 

Apoyada en la vocación de servicio de los colaboradores, Avianca maneja el programa de acompañamiento a los grupos interdisciplinarios de voluntarios, integrados por colaboradores de diferentes oficios y estaciones, que de manera autónoma  brindan asistencia  a comunidades en situaciones de riesgo. A la fecha han participando en 29 proyectos de asistencia humanitaria en Colombia, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Perú y Ecuador.

Finalmente, las iniciativas de Protección relacionadas con mejoras locativas a instituciones educativas, acompañamiento a adultos mayores y niños y asesoría a emprendedores, tuvo el año pasado 780 trabajadores vinculados. 

“Para Protección S.A. el voluntariado corporativo es más que una estrategia de relacionamiento, hace parte de su cultura y del ADN de sus colaboradores”, afirmó  Rosana Cotes, jefe de responsabilidad social de Protección.

Principales beneficios de participar
De acuerdo con el Observatorio de Voluntariado Corporativo de la ONG, Cooperación Internacional, los beneficios de participar en estos espacios van desde contribuir al cambio de la sociedad implicando a sus empleados en causas solidarias, incremento del orgullo de pertenencia y compromiso del empleado en la empresa hasta mejora de la comunicación interna, la promoción de nuevas competencias entre los trabajadores como habilidades de liderazgo y trabajo en equipo y visibilización y mejora de la imagen corporativa.

Las opiniones

Franco Piza
Director de sostenibilidad de Bancolombia
“Solo conociendo los retos de las comunidades en vivo y en directo se pueden plantear soluciones innovadoras desde el quehacer de Bancolombia”.

Luz María Gallo
Directora Fundaciones Celsia y Epsa
“El voluntariado permite a la firma promover sus valores, el crecimiento personal de trabajadores e incidir en el bienestar de comunidades”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA