.
EDITORIAL

Un espacio de amor, esfuerzo y trabajo

sábado, 7 de mayo de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Más allá de la jornada comercial, El día de la madre debe ser un espacio de reflexión sobre el papel de la mujer cabeza de familia en la economía.

Sin duda que en nuestro país y en muchos otros, las mujeres se han ganado un espacio importante en la sociedad, más allá de su trascendental misión maternal, columna vertebral en el hogar y de consolidación del núcleo familiar. Pero esa importancia en los otros escenarios, como el mercado del trabajo, no ha sido al azar o una concesión, sino que lo han alcanzado con gran esfuerzo, responsabilidad y en abierta competencia con el llamado sexo fuerte, expresión más ligada al machismo que a la realidad. Un ejemplo de ese ascenso, se evidencia en su participación en el gabinete del Gobierno y en varias administraciones locales como en el caso de Bogotá. 

Con la remoción de algunas barreras y fetiches, esa igualdad será todavía mayor y se hará justicia, pues por ejemplo es una realidad que aunque las mujeres colombianas trabajan más horas que los hombres, tienen una participación mayor en el mercado laboral y cuentan con más años de formación académica, reciben en promedio, según el Dane, un 20,2% menos que ellos, incluso si desempeñan funciones similares. Esta brecha salarial es una de las más altas de América Latina cuya tasa promedio es de 17%, de todas formas una de las más altas del mundo y que mide una inequidad profunda contra las mujeres.

Pero el tema es todavía más protuberante cuando se trata de mujeres casadas o con hijos, pues según estudios del Grupo de Género y Desarrollo del Banco Mundial, en países como Colombia, Brasil, Guatemala, México, Perú y Uruguay, la brecha salarial entre mujeres casadas y con hijos pequeños versus otras mujeres es “especialmente grande”, aunque el fenómeno no es exclusivo de la región, sino de los mismos países desarrollados, como Estados Unidos, donde las mujeres sin hijos, solteras o casadas, ganan 93 centavos por cada dólar que reciben los hombres sin hijos, pero la brecha se acentúa cuando de mamás se trata. Frente a trabajadores de tiempo completo, las casadas con al menos un hijo menor de 18 años devengan apenas 76 centavos por cada dólar que perciben sus pares.

Además de la injusta discriminación en el merado de trabajo, las mujeres siguen teniendo la mayor carga de trabajo en sus hogares, por las que no perciben ingreso alguno. Se estima que ellas hacen 80% de las labores en casa, mientras los hombres solo realizan 20% adicional. En Colombia, según la Cepal, en su informe ‘Mujeres en la economía digital’, de 48,6 horas promedio que trabajan ellas por semana, reciben pago por 19,5, las demás son no remuneradas. A los hombres, por otro lado, les pagan 40,3 de esas horas.

Más allá de los pragmáticos asuntos laborales y de dinero, nadie puede desconocer la trascendencia de la labor femenina en la vida en todos los sentidos, por lo que cualquier reconocimiento resulta insuficiente para darles un agradecimiento infinito por su labor. En ese orden, a todas las mujeres colombianas, madres o no, les deseamos un feliz día.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 17/04/2024 Con el peor dato de inflación y crecimiento

La economía colombiana no va bien y, peor aún, se percibe la inseguridad que reina en todos los rincones del país, el crecimiento del PIB para 2024 será de 1,1% y la inflación de 6,4%

Editorial 16/04/2024 El problema del agua es más de oferta y previsión

Colombia puede estar a semanas de cerrar un círculo trágico en donde se junten varias crisis sistémicas: agua, electricidad, salud y mala movilidad (a la que nos acostumbramos)

Editorial 15/04/2024 Las bonanzas silenciosas e invisibles

Oro, café, petróleo y cacao, son algunas de las materias primas que experimentan inusuales repuntes en sus precios, auténticas bonanzas que hay que aprovechar para las vacas flacas