.
EDITORIAL Tres años sin alcanzar la meta de inflación
lunes, 23 de octubre de 2017

La meta de inflación parece distante, si bien está cerca, vamos en 3,97% de IPC y la meta es 4%, pero aún faltan 70 días de compras y fiestas

Editorial

Las cuentas con la inflación del año que poco a poco llega a su final son simples: la meta establecida por la Junta del Banco de la República es de máximo 4% y mínimo 2%. Si seguimos en detalle el Índice de Precios al Consumidor y lo vemos mes a mes, entre enero y septiembre, la cifra está en 3,49%, pero si analizamos el dato entre septiembre y septiembre, es decir anualizado, tendremos que alcanza 3,97%. Con ojo cuantitativo se puede ver que el techo de 4% está a punto de romperse. Falta lo cualitativo.

Y es que solo quedan unos 70 días para que el año termine, lapso marcado por puentes, turismo, fiestas, compras, gran oferta y buena demanda. Muchos de los sectores económicos en franco deterioro durante el resto del año, tienen en diciembre su agosto para alcanzar los presupuestos; es el caso de alimentos, licores, viajes, textiles y en general las actividades que enmarcan el abanico de la hostelería, como son hoteles y restaurantes.

Quizá este año la inflación ceda, que esté por debajo de 4% y los últimos días de 2017 no traigan grandes variaciones en los precios, incluso estos puedan tender a la baja por el desánimo o la incertidumbre que ha marcado lo que va del año, pero ojalá esta última situación no ocurra porque empresarios, industriales y comerciantes (los generadores de empleo) necesitan tener buenas ventas para poder pagar impuestos y crecer en sus emprendimientos. Un poquito de inflación no hace daño.

Es la típica situación agridulce de la economía de mercado, mientras unos necesitan vender otros quieren comprar, pero si sus ofertas y demandas no se sincronizan habrá consecuencias. La demanda agregada de este año tiende a la baja por el desánimo y la incertidumbre, las tasas altas, el frenesí político, etc. Quizá la gente no esté dispuesta a comprar en abundancia este fin de año como lo ha hecho antes; no obstante la cultura de consumo colombiana está marcada por el impulso y los diciembres son buenos para todos.

Por el otro lado están los industriales, comerciantes y todos quienes conforman la oferta agregada donde se reúnen en general los productos y servicios tendientes a ser comprados por los individuos y las familias. Regalos se darán, habrá fiestas decembrinas, las vacaciones serán una realidad y la demanda agregada será mayor que en meses anteriores; eso depende del ánimo y las condiciones económicas. Así las cosas, la cifra que se dé a conocer en dos semanas sobre la inflación de octubre será determinante como mensaje de euforia o tristeza y cualquiera que sea no debe traumatizar la demanda agregada de fin de año, pues los empresarios y comerciantes serían los más afectados y con ello el empleo.

Insistimos como Angela Merkel para la vieja Europa: un poco de inflación no hace daño, el punto es cuánto es lo tolerable o necesario, pues cada país es distinto. El verdadero lío con una inflación en 4% es que es el punto de partida para el incremento salarial para el próximo año, un porcentaje que sumado a la productividad y al tira y afloje sindical pesará en los presupuestos. Desde 2015 la meta de inflación no se alcanza cuando fue 6,77%; en 2016 alcanzó 5,75% y para este 2017 ya va en 4,1% proyección. El Banco debe tratar de armonizar esta situación, no asfixiar a los consumidores con tasas altas y medir hasta cuánto es tolerable la variación de precios.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

Editorial 15/09/2021 Indicios de que la economía se recupera en firme

Demanda de energía, venta de carros y casas, despachos de cemento y uso de las tarjetas de crédito, son datos claros que pronostican una fuerte recuperación para el fin de año

Editorial 14/09/2021 ¿Qué quiere, agua o petróleo, agua o papas?

En Colombia hay 36 áreas protegidas como páramos (fábricas de agua). la Corte proscribió la minería, pero le dio vía libre a actividades de bajo impacto igual de nocivas

MÁS EDITORIAL