.
EDITORIAL Todo Plan de Desarrollo debe dejar herencia
jueves, 15 de noviembre de 2018

El Plan Nacional de Desarrollo es la ley de leyes y debe contener la piedra angular de la Colombia que dejará el presidente Iván Duque

Editorial

La historia de Colombia que se teje desde que los planes nacionales de desarrollo que aparecieron en la trayectoria política y económica del país es distinta. Todo comenzó durante el gobierno de Alberto Lleras Camargo (1958-1962) cuando hicieron su aparición palabras mágicas en su programa de gobierno como “desarrollo social”, “estado de bienestar” y, por supuesto, “equidad”. La tarea gubernamental se fue afinando con el paso de los años y aparecieron el de Carlos Lleras Restrepo (1966-1970), llamado “Operación Colombia”; Alfonso López Michelsen, (1974-1978) con “Plan para cerrar la Brecha”; Julio César Turbay Ayala (1978-1982 ) y su programa “Plan de integración Nacional (PIN)”; Belisario Betancur (1982-1986), con “Cambio con Equidad”; Virgilio Barco (1986-1990) y su “Plan de Economía Social”; César Gaviria (1990-1994), quien diseñó el plan “Revolución Pacífica”; siguió Ernesto Samper (1994-1998), con “El salto social” que tenía como focos del plan el empleo y educación; y Andrés Pastrana, con “Cambio para construir la paz” entre 1998-2002. El primer mandato de Álvaro Uribe se rigió por su plan: “Hacia un Estado Comunitario” (entre 2002-2006) con ejes sólidos como la seguridad democrática. En su segundo gobierno, entre 2006-2010, con “Estado Comunitario: desarrollo para todos”, quiso centrarse en fortalecer la política de defensa y seguridad democrática. “Prosperidad para todos” de Juan Manuel Santos, entre 2010-2014, fue la apuesta para generar mayor empleo, menos pobreza y más seguridad; para su segundo mandato (entre 2014 y 2018) Santos se fue con “Todos por un Nuevo País” y, finalmente, llegó “Pacto por Colombia, pacto por la equidad” del presidente Iván Duque, que fue presentado en su totalidad ayer cuando se conmemoraban 60 años del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

El Plan de Desarrollo de Duque le propone al país con esta hoja de ruta reducir la pobreza monetaria de Colombia de 26,9% en 2017 a 21% en 2022, lo que representaría una caída de 5,9 puntos porcentuales y 2,9 millones de pobres menos. Se tiene contemplado que de los $1.100 billones que inicialmente tendrá el Plan Plurianual de Inversiones del PND, cerca de $520 billones se destinarán a programas y políticas para el logro de la equidad social, cerca de la mitad de la inversión contemplada. En aspectos cruciales como la educación, la meta del Gobierno es alcanzar 2,2 millones de cupos en educación inicial y 840.000 adicionales en preescolar, además de afianzar el programa Jóvenes en Acción. Otro aspecto que se resalta es que, como lo dijo el Presidente, en este plan “están todas las regiones invitadas a participar y a nutrir la agenda, pero además están las regiones reconociendo sus particularidades, sus oportunidades, sus obras estratégicas”.

El papel de Planeación Nacional durante seis décadas no ha sido menor. Duque lo define como un “semillero de tecnócratas, patriotas, al servicio de nuestro país”. Pero también destaca la capacidad de esta institución de articular las políticas públicas y estructurarlas en un solo documento que de una hoja de ruta de desarrollo. Es por esto que todo Plan de Desarrollo debe dejar una herencia como fue la política hipotecaria de vivienda de Misael Pastrana, la apertura económica de César Gaviria y la paz de Juan Manuel Santos. Ojalá sea posible que las buenas intenciones de esta administración se cumplan.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 16/04/2021 No se puede caer en populismos tributarios

La tradición dicta que las tributarias llegan al congreso con una justificación de motivos, pero salen convertidas en una colcha de retazos culpable del desorden de impuestos

Editorial 15/04/2021 La dolarización, barrera contra los populismos

Ecuador entra en una etapa más cercana a los intereses colombianos, una nueva oportunidad diplomática para solucionar los problemas crónicos del suroccidente del país

Editorial 14/04/2021 Cuidado con los palos de ciego en EPM

EPM no solo es la empresa pública más importante de Medellín, sino la espina dorsal del sistema eléctrico colombiano y no se puede aceptar que su gerencia siga en el limbo

MÁS EDITORIAL