.
EDITORIAL

Sin excusas hay que reaprobar la tributaria

martes, 22 de octubre de 2019

El Congreso debe dar muestras de grandeza y avanzar con la ley de financiamiento -a la que ya le dio el visto bueno- y no dejar que las finanzas caigan en un limbo dañino para el país

Editorial

Que el país tenga una dinámica productiva, que a la postre se convierta en crecimiento económico; lo que a su vez se traduce en generación de empleo, que se derrama en bienestar social, es una ecuación fácil de narrar con palabras, pero muy difícil de traducir en números y menos de hacer posible políticamente. Y ese es el reto que tienen los gobernantes para lograr realizar sus promesas y hacer que el país vaya bien en todos sus frentes. En nuestro medio es más importante ganar o generar confrontaciones que trabajar por el bien superior que es mejorar la calidad de vida de todos. Colombia es la única de las economías más grandes del continente que tendrá una buena tasa de crecimiento este año de alrededor de 3,4% y de 4% el venidero, cifras que son amenazadas por el reversazo de la Ley de Financiamiento que obligará a al Gobierno Nacional a realizar una nueva reforma tributaria con el desgaste que eso conlleva.

Para evitar nuevos frentes de las habituales confrontaciones, es necesario que el Congreso -Cámara y Senado- reaprueben la Ley de Financiamiento que ya habían pasado por sus plenarias y discusiones en comisiones, de lo contrario el país económico entraría en una suerte de limbo financiero que le haría mucho daño al crecimiento. La primera consecuencia ya ocurrió y fue tener que aplazar nuevamente la reforma pensional y la necesaria reforma laboral. Otro coletazo más grave es la eventual revisión del grado de inversión con que goza el país y que le permite estar calificado para invertir por las grandes compañías. Los senadores y representantes no deben poner en riesgo el crecimiento económico ni mucho menos correr las inversiones externas dando una nueva discusión a la Ley de Financiamiento que ha dado resultados en beneficios para las empresas y sobre todo en la facturación electrónica, además de otros avances que se discutieron hace casi un año.

Por su parte, el Gobierno Nacional no debe dar su brazo a torcer y caer en negociaciones nocturnas bajo la mesa de congresistas sin escrúpulos que ven en esta oportunidad un punto débil del Gobierno para conseguir contratos, burocracia y tramitar favores con el ejecutivo. No se puede volver a las épocas de grandes negociaciones de la administración central con los congresistas, ahora es tiempo de avanzar en una nueva forma de hacer política que se enfoque en el bien común, en el bienestar de la mayoría de las personas, no en los intereses particulares. El sector privado, que es en donde reside el grueso de la generación de empleo, ha respaldado en pleno al Ministerio de Hacienda para que proceda en la presentación del mismo articulado que ya hacía curso de ley, de tal manera que el país económico no pierda su ritmo ni la velocidad de la recuperación económica.

Al Gobierno Nacional no le queda una tarea distinta de ejercer su liderazgo con cada uno de los ministros y funcionarios para sacar adelante este obstáculo que amenaza el crecimiento económico y la gobernabilidad de su segundo año, pues los interesados en viejas mañas y en la negociación política ya hicieron sonar sus intereses mezquinos y hablan de crisis ministeriales para poder avanzar en una reaprobación de una ley, pues en lo pensional y laboral ya se cedió por este año. Ojalá el Congreso piense en grande por el país y saque la ley sin mayores problemas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/05/2024 El país a merced del sicariato y la delincuencia

No se pueden gastar más palabras hablando de desarrollo y bienestar social cuando los gobernantes no garantizan lo mínimo, que es la seguridad de todos los colombianos

Editorial 17/05/2024 A la carreta se le está acabando el tiempo

El Gobierno Nacional debe entender que el tiempo se agota y le queda poco más de dos años, tiempo suficiente para pasar del dicho al hecho, para poder mostrar cosas materiales

Editorial 16/05/2024 ¡Un gran pacto nacional por el crecimiento!

La economía se aleja de la recesión, pero las cifras de crecimiento del PIB del primer trimestre son las peores desde el año de la pandemia, debe haber un pacto para mejorar