.
Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical
EDITORIAL

Otro aire para las industrias creativas

viernes, 21 de junio de 2024

Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical

Foto: Gráfico LR

Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical, la culinaria marca el mapa en todas las ciudades y el fútbol es una industria pujante que entretiene y mueve la economía

Editorial

Las industrias culturales y creativas representan alrededor de 3% del PIB y genera unos 550.000 empleos. Y no menor, la ley de espectáculos públicos recauda más de $50.000 millones, consolidando un sector económico que está llamado a ser el petróleo del siglo XXI.

El término “industria creativa” nace en el informe ‘Creative Nation: Commonwealth Cultural Policy’, elaborado por el ex primer ministro australiano, Paul Keating, quien fue el pionero de poner en escena al novísimo sector para Gran Bretaña, por allá en 1997. Aunque los más académicos retoman los ensayos de los filósofos alemanes Theodor Adorno y Max Horkheimer en los que se referían a la “producción de cultura de masas y el uso económico de esos bienes culturales en una sociedad capitalista, así como a su destino en esa misma sociedad”.

El punto es que Colombia es reconocido en el mundo por sus talentos en el arte, la literatura, la música y el deporte, lo que sumado al café (y tristemente el narcotráfico) son los rasgos distintivos de un país de un PIB de US$320.000 millones y de casi 52 millones de habitantes.

Por estos días de grandes preocupaciones, pero al mismo tiempo grandes retos en lo económico, hay que volver a echarle números y revisar las políticas públicas de cara a fortalecer las industrias culturales o la llamada economía naranja, de una u otra manera desgastada en la administración anterior.

Estar de espaldas a lo que está ocurriendo con la literatura bogotana, el reguetón paisa, el fútbol del Pacífico y la gran bonanza de restaurantes de calidad (y de autor) en todos los rincones del país, es una posición miope, si de verdad se quieren encontrar nuevas maneras de hacer crecer la economía colombiana, aún dependiente del café, petróleo y carbón.

No se puede caer en el chiste fácil de que se necesitan muchos millones de ‘Shakiras’ o ‘Malumas’ para reemplazar las millonarias ventas de petróleo; lo que se debe valorar es el poder transformador de la sociedad de buenos íconos sociales -hacia el futuro- como J Balvin, Karol G, Lucho Díaz o David Alonso.

Medellín experimentó una generación espontánea de reguetón; existen unas 500 empresas productoras de géneros musicales, al tiempo que es la ciudad más asociada en Spotify cuando de música urbana se trata. Y si a esta articulación de ideas se le suma la reciente experiencia de la final del fútbol profesional (Bucaramanga versus Santa Fe), se puede asegurar que el país está sentado en una mina de oro que no puede despreciar.

La liga profesional está entre las 10 ó 12 más sólidas del mundo, es una de las más antiguas de trabajo en forma ininterrumpida, convoca a millones de personas cada año a los estadios y es el ancla temática de los medios de comunicación.

Cuando juega la Selección Colombiana de Fútbol el consumo se dispara, generando una ola de optimismo sin precedentes. Debe haber otro aire para las industrias creativas y la economía naranja, de tal manera que sirva de polo de desarrollo de los más jóvenes. La música, la cocina, las artes y el fútbol no van a reemplazar por ahora las millonarias exportaciones de carbón y petróleo, pero al futuro sí lo pueden lograr.

El talento en Colombia es silvestre, de cuando en cuando siempre llegan unos jóvenes que ponen el nombre del país en la esfera internacional. La propuesta es que los gobernantes sean conscientes de eso, de que siempre vendrán personas disruptivas para las buenas cosas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 15/07/2024 Los beneficios tributarios en la reactivación

El Gobierno está metido en un inédito problema de caja y además tiene el imperativo de presentar un plan de reactivación con unos beneficios tributarios ¿quién va a pagar todo?

Editorial 13/07/2024 La Selección y otros propósitos nacionales

Está claro que solo el fútbol une a Colombia y que gane la selección es el propósito nacional, pero ¿qué otros propósitos de bien común debe tener un país huérfano de grandes victorias?

Editorial 12/07/2024 Las lecciones empresariales de la Selección

Colombia está en modo fútbol por el excelente desempeño deportivo de la selección, como consecuencia de las buenas decisiones en la administración del recurso humano