.
EDITORIAL

Lo mejor es que haya crecimiento con más empleo

martes, 15 de febrero de 2022

Crecer dos dígitos es un hecho histórico que se redondeará cuando el desempleo baje a un dígito, es decir, que la dinámica económica se sienta en la demanda de más mano de obra

Editorial

El libro Factfulness (Paidós, 2018), obra póstuma de Hans Rosling, saltó a la fama mundial cuando Bill Gates aconsejó regalar un ejemplar a cada estudiante universitario de Estados Unidos, con el objetivo de educar a una nueva generación más optimista sobre el futuro que sus antecesoras, pues a su juicio, es “uno de los libros más importantes que he leído: una guía indispensable para pensar con claridad sobre el mundo”.

Factfulness basa su contenido en la premisa de que la gente cree que el mundo está mucho peor de lo que está y que la visión de las cosas que suceden está seriamente distorsionada, pues pocos quieren ver los enormes avances existentes en todos los ámbitos. Para el autor sueco, fallecido en 2017, hay un decálogo instintivo que impregna de pesimismo las opiniones de las personas en todo el mundo, y que bien debe identificarse para poder salir de ese círculo vicioso de pensar que todo va mal y puede empeorar.

Dentro del decálogo de Rosling hay dos elementos que vienen como anillo al dedo en este momento, cuando la realidad de la economía colombiana choca contra la percepción de los opinadores, al conocerse el histórico crecimiento del PIB para 2021 (de dos dígitos), pero se desvirtúa porque se compara con 2020, cuando el PIB decreció 6,8%. Rosling lo identifica como “sesgo de tamaño”, un instinto que lleva a los analistas y opinadores a exagerar la importancia de un solo numero o un solo dato, o a minimizarlo para refrendar las creencias. No se puede desconocer que dar un salto de, -6,8% a 10,2%, es una muestra fehaciente de que la dinámica empresarial de Colombia es resiliente y todo puede mejorar notablemente si las condiciones son las adecuadas.

El “destino” es otro de los instintos catastrofistas del texto y se refiere a que “los desenlaces son inevitables porque ciertas cosas no cambian (...) Las características innatas determinan el destino de las personas, países, religiones o culturas”. No se puede seguir pensando así y se debe aceptar que el manejo de la economía y de la trágica pandemia fue bueno, que se pudieron hacer mejor las cosas con las vacunas, pero el resultado final es muy competitivo a la luz de los resultados de otros países.

Un crecimiento en 2021 de dos dígitos debe ser una noticia que alegra a la economía colombiana y le impone nuevos retos al Gobierno Nacional y a los equipos económicos de los aspirantes a la Presidencia para el período 2022-2026, lapso en el que se debe sacar a más de 21 millones de colombianos de la pobreza. Y no cabe la menor duda de que eso solo se consigue generando empleo formal y bajando las tasas de interés para que las personas puedan desatrasar su consumo retraído en los tiempos de la pandemia. Más empleo y tasas bajas debería ser el mantra que repiten los codirectores del Banco de la República, pues su mandato constitucional de mantener el poder adquisitivo del peso está bien, pero de nada vale si la gente no tiene trabajo para progresar.

Lo mejor es que haya crecimiento con empleo, tal como puede suceder este año, en el que se espera suba 5% y la tasa de desempleo baje a 10% por la dinámica de la economía. Solo si la gente puede consumir, las empresas pueden emplear, y eso solo se logra si el Emisor trabaja en función de nuevas variables que aseguren crecimiento con empleo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 13/04/2024 El petróleo dicta la línea que sigue el dólar

Los precios del petróleo continúan con su tendencia al alza por la incertidumbre que genera un posible escalamiento en el conflicto en Ucrania y el Medio Oriente

Editorial 12/04/2024 Para la reforma pensional hay más consenso

Si el Congreso no es inferior al reto y hace una reforma pensional bien hecha, se aclarará un pendiente social, debe hablarse de la edad de jubilación para no hacer una chapuza

Editorial 11/04/2024 Sin agua, pero con más días de pico y placa

Competitividad y productividad son dos palabras clave para el desarrollo de Bogotá, y que parecen no conjugar, pues todo está dispuesto para que nada funcione ni mejore