.
EDITORIAL La reforma tributaria de Donald Trump
jueves, 28 de septiembre de 2017

Trump vuelve a acaparar la agenda económica, esta vez con un recetario de impuestos bajo el objetivo de pagar menos para ser competitivos

Editorial

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es uno de los mandatarios más polémicos de Estados Unidos en las últimas décadas, no solo por sus férreas convicciones políticas de corte nacionalista, bajo el paraguas de “american first”, sino también porque en sus pocos meses que lleva al frente de la Casa Blanca, no ha dejado duda de que tiene grandes idearios en materia económica y financiera, pues sin duda alguna cuenta con la experiencia que le deja ser uno de los empresarios más exitosos, que hace parte de los listados de mil millonarios de Forbes y de Bloomberg. Para la muestra varias acciones en pocos meses: sacó a su país de un incipiente tratado comercial vinculante en Asia; amenazó a las empresas estadounidenses de que les pesará hacer inversiones por fuera de su territorio; está haciendo renegociar el tratado de libre comercio con México y Canadá, y ahora ha prometido bajarle los impuestos a las empresas y a las personas naturales.

Toda una batería de políticas públicas que no deja espacio a elucubraciones sobre su ideal económico. Trump quiere demostrar que en términos de mercado no todo debe dejarse a la “mano invisible”, sino a las políticas que tome cada responsable de cada Estado. Ya se conoció la mayor reforma fiscal en tres décadas que tiene grandes avances, como bajar los impuestos que les cobran a las sociedades, la idea expuesta al Congreso es que baje de 35% a 20%. Todo un revolcón que dictará jurisprudencia tributaria en países como el nuestro. Eso para las grandes compañías, pero para las personas promete un tipo máximo reducido a 35% (hoy es 39,6%). Tiene planeado de la misma manera duplicar la deducción de impuestos habitual, una cantidad de renta exenta de tributación, para todos los contribuyentes.

La reforma fiscal también propone la simplificación del sistema tributario, una suerte de “editar” el estatuto tributario estadounidense, que es uno de los más complejos del mundo. Una de las innovaciones es que las empresas podrán cancelar inmediatamente sus gastos de capital durante al menos cinco años. Los tributaristas detrás de la reforma tributaria de Trump creen que con esta histórica propuesta que ya está en manos del Congreso, las grandes corporaciones estadounidenses que hoy maquilan, producen o tienen factorías en países emergentes regresen a su territorio, de tal manera que la generación de nuevos empleos de calidad sea una realidad en su país. Entre las críticas está que el plan podría sumar miles de millones de dólares al déficit, pero este lunar se justifica diciendo que es por unos años, no para siempre. Es una suerte de alivio tributario para volver a arrancar. Está sobre la mesa eliminar el impuesto de las sucesiones y ampliar las deducciones básicas de las personas a US$12.000 y a US$24.000 para parejas.

Vale la pena resaltar que las empresas radicadas en Estados Unidos son de las que más pagan impuestos a la luz de los estándares internacionales, aunque muchas tributan mucho menos de lo establecido debido a vacíos legales y exenciones. El gran objetivo de Trump es hacer más competitiva la economía de Estados Unidos, al tiempo que busca un alivio fiscal para los contribuyentes y para las empresas. Es una jugada histórica que pondrá a hablar a los tributaristas de todo el mundo, pues hace más de 30 años que no pasaba algo igual en el moto de la economía global.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

Editorial 30/07/2021 Tras las líneas del discurso de Pedro Castillo

Las palabras del nuevo presidente de Perú, en su toma de poder, están cargadas de aires bolivarianos que ya se habían escuchado a Chávez y cae en los mismos resentimientos

Editorial 29/07/2021 Las paradojas económicas del dólar a $4.000

Si se observa la tendencia del dólar durante el último año, pareciese inevitable que supere $4.000 y siga de largo, una situación que no deja de tener cosas buenas, pero otras no tanto

MÁS EDITORIAL