.
EDITORIAL

El empleo, la Semana Santa y el consumo

martes, 31 de marzo de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El primer trimestre cierra con una muy buena cifra de desempleados que habla con elocuencia de la demanda interna 

Arranca el puente más largo del año, la Semana Santa, y con ella se cierra el primer trimestre de 2015 en medio de buenas noticias económicas, así desde la óptica pesimista de los opositores del Gobierno Nacional siempre se vea el vaso medio vacío y muchos nubarrones en el horizonte económico del país. Comencemos por el dato del desempleo dado a conocer ayer por el Dane. La tasa de desempleo en febrero fue de 9,9%, mucho más baja que en el mismo mes del año anterior, cuanto registró 10,7%. Ideal que se mantenga en un dígito luego de que en diciembre subió inesperadamente.

Los empleos nuevos creados se acercaron a 700.000, lo que sube a casi 22 millones de colombianos que tienen un empleo, de los cuáles más de 50% son informales. Durante el trimestre diciembre 2014 - febrero 2015, la tasa de desempleo se ubicó en 9,8%. Dice Mauricio Perfetti, director del Dane, que “es la primera vez para este periodo que se presenta esta tasa en un dígito”. Pero, ¿qué quiere decir esa cifra? Existe una dinámica económica que no se ha detenido, ni mucho menos frenado y se asoma en el análisis económico un dato que no es tradicional en las cifras nacionales. Se trata de la demanda interna que emerge como un aliado de las buenas noticias, y se maximiza en la presente coyuntura. 

Si miramos que el empleo tiene una dinámica positiva y que la tasa de crecimiento del último trimestre del año anterior no se deterioró al ritmo de la de otros países, podemos inferir que la demanda interna puede aminorar gran parte del hueco que está dejando la caída en los precios del petróleo. El golpe de la coyuntura internacional producto de los bajos precios de los combustibles y de otros commodities, no ha sido tan letal para la economía colombiana y el consumo de una población que supera los 45 millones de habitantes se erige como un nuevo pilar.

Una población que camina hacia el empleo formal, a tasas de 700.000 trabajos nuevos por trimestre, puede consumir más y no dejar que la economía entre en una espiral de pesimismo por los despidos injustificados. La construcción juega un papel determinante en esa generación de nuevos trabajos, así como las exportaciones no tradicionales a Estados Unidos, un país que sigue siendo el motor de la economía y que las buenas cifras lo siguen acompañando. Podemos estar atravesando por la ‘tormenta perfecta’ como consecuencia de la caída en los precios del petróleo, pues el país económico va a entender que no podemos vivir de vender productos primarios como carbón, petróleo y níquel, que ayudan a la cuentas nacionales y generan buenas regalías, pero hace que los demás sectores exportadores se minimicen. Las cifras hablan por sí solas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/06/2024 No puede hacer escuela el pesimismo

La economía está signada por las expectativas, pueden ser optimistas o pesimistas, y cuando se trata de hacer negocios y multiplicar las inversiones, es mejor un oscuro panorama

Editorial 21/06/2024 Otro aire para las industrias creativas

Sin planearlo, Medellín apareció en la órbita musical, la culinaria marca el mapa en todas las ciudades y el fútbol es una industria pujante que entretiene y mueve la economía

Editorial 20/06/2024 Los días sin IVA en medio del bajo recaudo

A un paso de convertirse en ley están los días sin IVA, en los que los comerciantes venden más de $10 billones, al tiempo que el Gobierno les cede unos $1,5 billones en necesarios impuestos