.
EDITORIAL

El cierre del año llega con buenos datos, pero...

sábado, 2 de noviembre de 2019

Noviembre llega con buenos datos para la economía, pero brillan inconsistencias como buenas ventas empresariales, pero muy baja la confianza del consumidor: cinco meses en rojo

Editorial

A solo ocho semanas para que 2019 llegue a su final, se observa cómo la economía colombiana se encuentra en una encrucijada: las ventas de las empresas reportan muy buenos números, al tiempo que la confianza del consumidor presenta un balance negativo (-10,7%) a septiembre. Lleva casi un semestre consecutivo en negativo, una paradoja que es bien difícil de explicar; solo en marzo tuvo un balance positivo (1,2%) en un año que terminará con cifras buenas si se compara con lo que sucede en una región golpeada por la crisis política y la protesta social.

La próxima semana se conocerá el dato de crecimiento del PIB para el tercer trimestre, el comprendido entre julio, agosto y septiembre, que seguramente sorprenderá y llevará a que la economía esté cerca de 3,4%, lo que han pronosticado casi todos los bancos comerciales y la banca multilateral. El segundo trimestre registró un 3% que fue mucho mejor de lo esperado y que se suma a la revisión al alza que hizo el Dane para el dato de los primeros meses del año que lo puso en positivo. Ese buen comportamiento económico se debe a los precios del petróleo y a una devaluación del peso superior a 12% en lo corrido del año.

Las exportaciones, entre enero y septiembre, contabilizaron US$29.902,1 millones, lo que representó una caída de 4,7%, al tiempo que las importaciones, entre enero y agosto, contabilizaron US$33.358,6 millones, creciendo 5,9%. Así las cosas, el déficit en la balanza comercial fue de US$1.426,6 millones. El frente comercial del país es una asignatura pendiente para el último trimestre muy a pesar de los buenos números que presentan otras cuentas. La encuesta mensual manufacturera a agosto dice que la producción fue de 0,1%; que las ventas cayeron -0,1%; y el personal ocupado también cayó -0,8%; cifras que mejoran casi siempre al llegar las últimas semanas del año. La encuesta mensual de comercio al por menor (cifras a junio) creció 7,1%, mientras que el año corrido llegó a 5,6%, comportamiento que tiende a mejorar.

La asignatura que se ha ido ganando con buenos datos es el control de la inflación que a septiembre tuvo una variación de 0,23% para completar el año en 3,82%; porcentaje que está muy cerca de la cifra techo de 4%, pero que dado el comportamiento de los precios de los alimentos y una baja notable en la acentuada devaluación del peso, que había marcado lo corrido del año, puede no superar el techo impuesto por el Emisor, entidad central e independiente que ha logrado un hecho histórico de mantener tasas de intervención en el mercado estables por año y medio en 4,25% y en torno a los 4,50%, los dos años últimos, un verdadero hito en la historia del Banco de la República que envía un claro mensaje de salud en la economía.

El peligroso lugar que tendrá una prueba de fuego este final del año es la tasa de desempleo que en septiembre volvió a subir y se ubicó en 10,2%, es decir, que más de 2,5 millones de colombianos están en busca de trabajo. Es cierto que el cierre del año llega con buenas cifras si se compara la economía colombiana con las del vecindario, pero no deja de preocupar el comportamiento pasmado del consumidor que ha perdido confianza y en el desempleo creciente que alerta sobre la necesidad de un plan de choque que genere nuevos puestos de trabajo en sectores neurálgicos como la construcción y la agricultura.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/04/2024 El peor trimestre en los últimos 15 años

La venta de vivienda e inicios de obras en el sector de la construcción van de mal en peor; Camacol ya lanzó alertas sobre la situación, pero el Gobierno Nacional y sector bancario no copiaron la realidad de las cosas

Editorial 17/04/2024 Con el peor dato de inflación y crecimiento

La economía colombiana no va bien y, peor aún, se percibe la inseguridad que reina en todos los rincones del país, el crecimiento del PIB para 2024 será de 1,1% y la inflación de 6,4%

Editorial 16/04/2024 El problema del agua es más de oferta y previsión

Colombia puede estar a semanas de cerrar un círculo trágico en donde se junten varias crisis sistémicas: agua, electricidad, salud y mala movilidad (a la que nos acostumbramos)