.
EDITORIAL El adiós de Yellen amenaza al dólar barato
martes, 30 de enero de 2018

La salida de Yellen marca el fin de una era en la FED y la economía colombiana debe asumir que el ciclo de endurecimiento monetario ya empezó

Editorial

Hay dos términos con los que se pueden definir las políticas monetarias de un banco central. Una postura ‘hawkish’, cuando la tendencia la marcan las alzas en las tasas de interés y la preocupación se centra en controlar la inflación, más allá de promover el crecimiento económico y la generación de empleo. La otra es la postura ‘dovish’ que le apuesta por unos tipos bajos para atacar el desempleo y promover el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Un cambio entre estas dos posiciones va a suceder en los próximos meses a medida que cambien los miembros de la junta de la Reserva Federal. Hoy arranca la última reunión que presidirá Janet Yellen y que marcará el fin de una política de tasas bajas en la economía de Estados Unidos y le dará paso a un endurecimiento de sus posturas monetarias que, en Colombia, afectará la debilidad del dólar condición que ha marcado la agenda económica del primer mes del año.

Más allá de la llegada de Powell, que acompañó la postura moderada del banco central, la Fed ya inició un ciclo en el que las tasas dejarán el techo cercano a 0% que caracterizó al último mandato y el mercado da por descontado que haya tres aumentos durante este año. Aunque los analistas no apuestan a que Yellen se despida con una subida en los tipos, el nuevo panorama de la economía estadounidense resta cada vez más argumentos a la política ‘dovish’.

El PIB de Estados Unidos, pese a que defraudó con el último dato trimestral de 2017, se impulsará con los resultados de la reforma tributaria de Donald Trump según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional. Incluso, durante el Foro Económico Mundial las voces de optimismo fueron el común denominador. Jamie Dimon, CEO de J.P. Morgan, llegó a apostar por un crecimiento en la economía de 4% este año y Jes Staley, el máximo ejecutivo de Barclays, advirtió que la posición de EE.UU. es tan buena a pesar de “una política monetaria que todavía parece estar en los remanentes de la era de la depresión”. La economía local tiene que asumir que el endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos será un hecho. No solo por su evidente recuperación, sino porque la inflación, a una velocidad menor de lo que esperaba el banco central, ya alcanzó el 2% que se había impuesto como meta la Reserva Federal. Un escenario al que se le suman las bolsas, que cada semana marcan un nuevo récord, el desempleo en mínimos y la nueva configuración de la Fed. De los 12 miembros del Comité Federal del Mercado Abierto, que define la política monetaria estadounidense, hay cuatro vacantes que podrá llenar Trump en la junta de gobernadores. De los miembros restantes, con derecho a voto, tres ya han anunciado su interés en que las tasas suban hasta cuatro veces este año.

Por ello, pese a la recuperación del petróleo, ni la calculadora del Gobierno ni la de los empresarios pueden ir al ritmo de un dólar barato. No se puede dar por descontado desde ya que no haya presiones en la inflación, gracias a importaciones más baratas, o mejores números en el déficit de cuenta corriente. Además, la mezcla entre la tributaria de Trump y una tendencia ‘hawkish’ puede ahuyentar la inversión extranjera en la región. El mismo Powell advirtió que, con la subida de tasas, uno de los principales riesgos en los emergentes estará en la vulnerabilidad de la deuda corporativa.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 10/04/2021 El dilema del impuesto global a las empresas

EE.UU. está de acuerdo con un impuesto global para las multinacionales lo que golpeará la competencia entre países por atraer inversiones que impulsen sus economías

Editorial 09/04/2021 A morigerar el mensaje de la crisis económica

No son buenos los efectos que tiene en la banca multilateral y las firmas calificadoras las palabras que pintan a un país al borde del abismo que no podrá pagar salarios oficiales

Editorial 08/04/2021 ¿Qué ven que nosotros no lo observamos?

Los pronósticos de crecimiento del FMI para Colombia apuntan a 5,1% para este 2021, en la misma línea de otras bancas y el mismo Gobierno, pero la reactivación aún no observa

MÁS EDITORIAL