.
EDITORIAL

Cultivar cacao está bien, pero mejor, industrializar

lunes, 1 de abril de 2024

El país le debe al campo la solución de muchos problemas,

Foto: Gráfico LR

Proyecciones futuras del precio del cacao dictan que pasará de US$15.000 la tonelada, y Colombia puede ser gran productor, pero también se debe dar el salto industrial

Editorial

Los colombianos deben dejar de pensar en el agro desde la precariedad. El país le debe al campo la solución de muchos problemas, pero sobre todo, la categorización como un eterno cultivador, en lugar de cualificarlo para que pase al siguiente nivel y se industrialice. El sector cacaotero es un ejemplo presente, pues en pleno boom de los precios de la materia prima, que podría llegar a los US$15.000 por tonelada, una industria fuerte podría beneficiarse más de lo que lo harán los productores. En otras palabras, el cuento no es solo sacar la materia prima, es tecnificar al sector para que pueda aprovechar buenos momentos como este. Según Bloomberg, “el mercado está siendo sacudido por malas cosechas en productores de África occidental, lo que ha puesto al mundo en camino a un tercer déficit de suministro anual consecutivo. La industria está lidiando con el legado de los bajos rendimientos pagados a los productores de cacao y aumentan los temores acerca de poder obtener suficientes granos (…) La industria está compuesta en gran medida por pequeños agricultores que se han enfrentado a un legado de bajos rendimientos, lo que dificulta la inversión en sus parcelas o la resistencia a fenómenos meteorológicos extremos”.

Según Fedecacao, los precios locales han subido cerca de 30%, por lo que una tonelada puede venderse a $30 millones en promedio; con la tasa de cambio actual, representa un valor de unos US$7.600, lo que está 32% por debajo del precio internacional, que no se consigue pues el sector cacaotero colombiano está enfocado en el mercado interno. Pese a ello, hay una expectativa positiva en los productores que han incrementado sus proyecciones de crecimiento a 7% para este año. De esta manera, la producción subiría de las 63.000 toneladas al año promedio a cerca de 67.400 para cerrar 2024. Una industria local fuerte no solo permitiría aumentar la producción, sino también las ventas externas para aprovechar los mercados internacionales y los altos precios que registra la materia prima en la actualidad.

En su primer discurso como presidente, ante el Congreso Empresarial Colombiano de la Andi, en 2022, Petro pronunció unas palabras que parecían proféticas para el campo: “si se quiere industrializar a Colombia, hay que modernizar el agro, lograr que la tierra sea el instrumento productivo”. Sin embargo, muy poco de eso se ha visto en este Gobierno. El Ministerio de Agricultura no ha presentado todavía un plan.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 19/06/2024 Una reforma laboral sin tocar la informalidad

Vuelve y juega una reforma laboral que avanza sin tocar la informalidad, no hay incentivos para que trabajadores y empresarios disminuyan la precariedad

Editorial 18/06/2024 Profesores en protestas y sus alumnos rajados

La Ocde publica un estudio comparativo en el que los jóvenes colombianos también “pierden el año” en pensamiento creativo, en medio de una fuerte crítica a la calidad de sus maestros

Editorial 17/06/2024 Es el momento de hacer algo contra la evasión

La evasión de impuestos en Colombia ronda 6% del PIB, unos US$17.000 millones, unas tres reformas tributarias, problema que debe ser abordado ahora que hay crisis de recursos