.
EDITORIAL ¿Cuándo se sentirán las tasas bajas?
martes, 2 de mayo de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Es un imperativo de política monetaria conjugar la decisión de bajar las tasas de interés, con la realidad del mercado, el rezago es muy alto

Lo que importa en el comportamiento de las tasas de interés es la tendencia que el Banco de la República empezó a marcar a la baja desde hace tres juntas, cuando decidió pasar de 7,50% en enero a 6,50% del pasado jueves durante su reunión mensual de abril. Esta claro que es una necesidad sentida en la economía, que el costo del dinero sea más barato para que se dinamice el consumo y para que las empresas puedan financiar proyectos de expansión, ojalá con la proyección de aprovechar la buena tasa de cambio y las oportunidades que brindan los tratados de libre comercio; solo de esta manera se empezarán a generar los empleos formales que ojalá demandará un esperado aumento en la capacidad instalada de la industria, eso si las expectativas de crecimiento económico se enderezan y cambien la perspectiva de pesimismo e incertidumbre que pesan sobre el país.

Los codirectores consideraron varios factores para tomar la decisión, el primero la desaceleración de la inflación; segundo, los recientes datos negativos de producción industrial, y tercero la caída en las ventas minoristas. Este año a diferencia del anterior para la misma época, el fenómeno de El Niño no se ha presentado y hay una relativa normalidad en el régimen de lluvias, situación determinante para las centrales de abastos y el precio de la energía. También se suma el hecho de que el panorama de protestas sociales no ha sido tan oscuro como en primeros trimestres de años anteriores. Todo eso suma para decidir bajar las tasas, pero hay un dato fundamental y es el que tiene que ver con el rezago de la decisión: desde que se marcó la tendencia de tasas bajas en enero de este año, hasta ahora en el mes pasado que se bajaron a 6,50%, pasarán casi cuatro meses para que los consumidores y cuentahabientes sientan el dinero más barato. 

El sistema financiero sí lo siente inmediatamente, pero las consecuencias en el mercado de primer piso tarda mucho, pero llega. Al interior del Emisor aún queda una línea de pensamiento más conservadora que cree que las tasas deben bajar más lentamente: cuatro miembros de la junta votaron en que bajara 50 puntos básicos, mientras dos votaron por un aumento menos profundo de 25 puntos. Esas diferencias se ahondarán en las próximas juntas dado el cambio de patrones académicos que se vienen dando. Las proyecciones fundamentales del Banco sobre la economía no se han cumplido durante el último par de años, situación que le ha ido pasando la cuenta de cobro a una institución independiente por naturaleza constitucional, pero a la cual se le exige máxima probidad en sus decisiones de cara a las necesidades de la actual coyuntura económica externa e interna. Es un hecho que había entre los actores económicos, expectativa por el porcentaje en que se bajarían los tipos para acelerar el ciclo bajista y para dinamizar todos los sectores, especialmente el consumo que ha perdido el ritmo que traía.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 12/06/2021 Lo malo no es la burocracia, es su incompetencia

Pedir que haya menos burocracia estatal es un estribillo raído, pero ese no es el asunto más grave, es su incompetencia, el bajo impacto que tiene en las políticas públicas de largo plazo

Editorial 11/06/2021 La fórmula para sacar la tributaria estructural

La idea de hacer reuniones regionales para hablar de impuestos es novedosa y dista de las típicas misiones de expertos; puede ser el camino para sacar una tributaria estructural

Editorial 10/06/2021 Ojalá el Maestro no se alinee con la izquierda

Perú eligió como presidente al profesor Pedro Castillo, su programa y sus amigos lo alinean a la izquierda latinoamericana, pero su economía local lo puede poner en el centro

MÁS EDITORIAL