.
EDITORIAL Con petróleo en el piso y el dólar en las nubes
miércoles, 20 de enero de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La correlación negativa de los precios del petróleo y el dólar hace que la economía colombiana no salga del tobogán desde hace 24 meses

 

Enero ya llega a sus 20 días y cada jornada económica que pasa no deja de sorprender. El precio del petróleo en el mercado internacional alcanzó los US$26 por barril de WTI, al tiempo que la moneda estadounidense subió por primera vez en la historia del país económico a los $3.407. Es una constante que cuando el petróleo está bajando el dólar está subiendo debido a la correlación negativa de los dos precios, pero no quiere decir necesariamente que los valores sean dependientes siempre, pero sí lo son las fluctuaciones en las jornadas de las bolsas de valores como la de ayer, en la que se conocieron nuevos datos de mayores reservas de crudo en varios países y se acrecentó la expectativa por una nueva subida de tasas en Estados Unidos en las próximas 8 semanas.

Hay una situación que está plenamente demostrada y es que se han dado dos situaciones que mantienen el petróleo por el piso y el dólar en las nubes, y es la que tiene que ver con los últimos resultados dados a conocer a comienzos de año sobre la economía de los Estados Unidos, que registra una alta generación de puestos de trabajo, una inflación baja y un abastecimiento de petróleo que lo lleva a casi no ser dependiente de las importaciones millonarias como sucedía en otras décadas. La economía estadounidense está en uno de los mejores momentos de la historia reciente; las recetas económicas aplicadas para salir de la crisis global originada en ese mismo país por las hipotecas basura en 2008 ha sido superada con creces, mientras otros países de Europa e incluso el sudoeste asiático no han encontrado el camino de la recuperación plena. Y si a esta situación se le suma la incertidumbre que rodea el desempeño económico de los emergentes asociados a los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) hace ver mucho más fuerte lo que sucede en Estados Unidos, justamente durante el último año del Gobierno del demócrata, Barack Obama, quien se despedirá dejando un envidiable panorama económico.

El problema para la economía colombiana no es otro que se desnudó la alta dependencia de las exportaciones de petróleo y que los exportadores de otras materias primas y productos más elaborados no han logrado sacarle partido a la devaluación altísima del peso frente al dólar. Gran parte de la inversión extranjera directa en nuestro país es en el sector petrolero o minero energético, y puede estar sucediendo, que estos inversores vean mucho más atractivo llevar su dinero a un refugio seguro como la moneda estadounidense que mantenerla en un sector que está totalmente deprimido en el mundo. Hoy se ha demostrado que producir un barril de petróleo puede ser más costoso que venderlo en el mercado internacional, lo que hace que se frene en seco la exploración y obligue al país a cambiar de cartilla económica.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/06/2021 Casi toda la responsabilidad social se olvida

Las empresas hacen un montón de cosas que nadie ve, más allá de pagar impuestos y generar empleo formal, muchas transforman sus comunidades devolviendo utilidad social

Editorial 21/06/2021 Todo el mundo quiere “comer” empresarios

Algunos Congresistas, sindicatos, desempleados, gobernantes y la competencia misma, tienen en jaque o, por lo menos, acosada la actividad empresarial, que es peligroso para la economía

EDITORIAL 19/06/2021 Algunos congresistas irresponsables

La legislatura que termina se ensaña contra la actividad empresarial e iniciativas como jornada laboral, etiquetas y licencias tienen un costo que perjudica los nuevos empleos

MÁS EDITORIAL