.
EDITORIAL

¿Cómo enfrentar la crisis de la comida cara?

lunes, 11 de abril de 2022

LR

No es descabellado repetir algo que alguien dijo en su momento y que generó gran polémica: “nos tenemos que acostumbrar a pagar caro por la comida”; y es que de esa sentencia se desprende toda una estrategia como país que no ha logrado sacar adelante políticas públicas efectivas que hagan de Colombia un gran productor de alimentos para consumo interno y exportación.

La Dirección de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Banco Mundial, ha trazado una hoja de ruta para lograr que los países puedan superar la actual crisis de comida cara, que golpea más a los pobres que a los ricos. Dice la banca multilateral que como primera acción se debe “mantener el comercio de alimentos”. “A partir de la experiencia, los países y las organizaciones internacionales deben volver a unirse en su compromiso de mantener el flujo comercial de productos alimenticios.

El Grupo de los Siete ha exhortado a todos los países a mantener abiertos sus mercados alimentarios y agrícolas, y a evitar toda restricción injustificada a sus exportaciones”. En momentos como estos, los gobernantes quieren primero abastecer a sus sociedades y exportar los sobrantes, una actitud que ahondaría las brechas.

En segundo lugar, plantea el Banco Mundial que se debe apoyar a los consumidores y los hogares vulnerables a través de redes de protección social. “Es imprescindible mantener o ampliar los programas de protección social que ayudan a proteger a los consumidores. No solo la disponibilidad de alimentos, sino la asequibilidad de estos es una preocupación especialmente en los países de ingreso bajo y mediano , donde la gente tiende a gastar una mayor proporción de sus ingresos en alimentos que en los países de ingreso alto.

Muchas personas ya estaban reduciendo el gasto antes de la guerra debido a la reducción de los ingresos y el aumento de los precios de los alimentos. En un entorno de recursos limitados, los gobiernos deben priorizar la asistencia a los hogares más vulnerables”. Durante la pandemia, Colombia ha subsidiado a los más necesitados asegurando no solo su consumo, sino la demanda a los productores.

En tercer lugar, hay que apoyar a los agricultores. “Si bien las existencias mundiales de alimentos son adecuadas ahora, debemos proteger las cosechas de la próxima temporada ayudando a los productores de alimentos a enfrentar un marcado aumento de los insumos, incluidos los costos de los fertilizantes y la menor disponibilidad de dichos insumos.

Medidas como eliminar los obstáculos al comercio de insumos, poner mayor énfasis en el uso más eficiente de los fertilizantes, y reorientar las políticas públicas y el gasto para dar un mejor apoyo a los agricultores podrían ayudar a proteger la producción de alimentos dentro de seis meses. También es hora de invertir más en investigación y desarrollo en esta área: ampliar la ciencia incipiente y la aplicación de biofertilizantes, que dependen menos de los combustibles fósiles que los fertilizantes sintéticos, aumentaría las alternativas sostenibles para los agricultores”.

El último punto tiene que ver con transformar los sistemas alimentarios para que sean más resilientes y lograr una seguridad alimentaria y nutricional que perdure en el tiempo. “Los sistemas alimentarios ya se estaban recuperando de múltiples crisis antes de la guerra. La inseguridad alimentaria aguda iba en aumento en muchos países, como consecuencia de las crisis económicas”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 13/04/2024 El petróleo dicta la línea que sigue el dólar

Los precios del petróleo continúan con su tendencia al alza por la incertidumbre que genera un posible escalamiento en el conflicto en Ucrania y el Medio Oriente

Editorial 12/04/2024 Para la reforma pensional hay más consenso

Si el Congreso no es inferior al reto y hace una reforma pensional bien hecha, se aclarará un pendiente social, debe hablarse de la edad de jubilación para no hacer una chapuza

Editorial 11/04/2024 Sin agua, pero con más días de pico y placa

Competitividad y productividad son dos palabras clave para el desarrollo de Bogotá, y que parecen no conjugar, pues todo está dispuesto para que nada funcione ni mejore