miércoles, 23 de septiembre de 2020

El Acuerdo Covax para la adquisición de una eventual vacuna contra el covid-19 es una de las movidas estratégicas más importantes del Gobierno que hacen ver la luz al final del túnel

EditorialLR

El presidente Iván Duque confirmó la suscripción del Acuerdo Covax para la adquisición de vacunas contra covid-19, un paso fundamental de Colombia para cuando el mundo esté envuelto en el frenesí de la vacunación masiva. “Nosotros esperamos tener un acceso que nos permita dispersar la vacuna, para atender no solamente al personal de la salud, sino también a las personas que están en los sectores de mayor vulnerabilidad poblacional como son las personas mayores de 60 años (...) También hemos adelantado aproximaciones de carácter bilateral, que estaremos anunciando los próximos días y que estarán orientadas a cubrir otros espacios de lo que puede ser el desarrollo de un proyecto exitoso”. El importante acuerdo se ha hecho de la mano del gobierno chileno, en cabeza de Sebastián Piñera, con quien se realizó el anuncio: “este trabajo de los dos por la vacuna es también una demostración a nuestros pueblos de que nada nos va a detener para encontrar las soluciones oportunas”. Es un paso fundamental que vincula a Colombia a la estrategia Covax, conformada inicialmente por 89 países, que tiene como objetivo garantizar la adquisición de potenciales vacunas que están en desarrollo. Ahora la pelota está en el sector farmacéutico que no solo debe apurar los desarrollos científicos, sino poner en el mercado la anhelada solución a la pandemia. Vale la pena recalcar que muy pocas veces los gobiernos de países emergentes van un paso adelante en las soluciones a los problemas, máxime cuando las respuestas están en el exterior, es sin duda una movida que hay que destacar porque lo normal es que siempre países como Colombia estén a la cola de las soluciones a sus problemas.

Pero la mejor noticia es que se va caminando en pos de la consecución de la vacuna por dos caminos: uno el Covax y dos, las gestiones bilaterales orientadas a la adquisición directamente con protagonistas del sector farmacéutico. Es una muestra de planeación y fruto del trabajo con el sector productivo que ha sido clave en esta estrategia conjunta. El pasado agosto, 80 de los países participantes en el consorcio se constituyeron como financiadores de un portafolio de vacunas con probabilidades de éxito, a los ojos de la Organización Mundial de la Salud. Esos países también decidieron compartir la vacuna con otros necesitados de débiles sistemas de salud; con esta estrategia 70% de la población mundial podría vacunarse cuando la solución científica esté en el mercado. Incluso, la iniciativa ha sido destacada como el camino real hacia un mundo más solidario en el que el bienestar de las sociedades sea lo prioritario; en pocas palabras, la loable coalición es a ciencia cierta la única solución internacional a los contagios y el fin de la declarada pandemia que ha dejado millones de contagios y miles de muertes. Lo único lamentable es que Estados Unidos -dadas sus diferencias con la OMS- no participa de la iniciativa y no se sabe cuál será su posición en el mercado si es un laboratorio estadounidense el que llegue primero. El hecho de que Colombia y Chile estén juntos en el Covax es una muestra más de que la Alianza del Pacífico es un camino real como bloque de poder económico que debe fortalecerse para hacerle frente a este tipo de situaciones inéditas en la historia. Bien por el Gobierno y bien por los empresarios que están trabajando en silencio en esta estrategia.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 19/10/2020 Dos frentes de lucha: pobreza y la precariedad

Es un hecho que la pobreza durante 2020 se va a disparar hasta 49% y que el país deberá atender a otros 10 millones de pobres, un frente de lucha económica que cambia la cartilla

Editorial 17/10/2020 La tecnología recorta la brecha de la precariedad

Así como el sector público avanzar en gobierno digital, el sector productivo debe de ir más allá y ayudar a recortar las distancias de satisfacción de los servicios prestados

Editorial 16/10/2020 Salario mínimo y otras discusiones que se vienen

Si se actuara con prudencia económica, la próxima discusión del salario mínimo debería hacerse con base en la reactivación económica y la protección del empleo de las personas

MÁS EDITORIAL