.
EDITORIAL Ahora, crisis automotriz en Venezuela
sábado, 8 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

En enero del año pasado se vendieron más de 5.000 carros nuevos, mientras que el pasado mes solo unos 800 vehículos.

La crisis económica venezolana ya empieza a llegar a su punto más crítico, que se suma al constante temor social sobre el abastecimiento de productos de primera necesidad. Todo un polvorín social que tarde o temprano le pasará la cuenta no solo al gobierno de Nicolás Maduro, sino al mercado binacional y a los cientos de miles de familias que derivan su sustento de las remesas de sus pariente radicados hace décadas en el vecino país.

La última empresa en reventarse fue la japonesa Toyota que otrora reinada en tierras chavistas. La empresa emitió un comunicado interno informando sobre un freno a sus procesos industriales, medida que tomada por la falta de materia prima. Dice que a partir del 13 de febrero, Toyota de Venezuela realizará una suspensión de la producción que será crítica “pues afectará también la parte administrativa (...) Nos encontramos en una situación sumamente difícil, por diferentes causas, ajenas a nuestra voluntad, que afectan la continuidad operacional, debido al faltante de piezas. Ocurrirá una parada indefinida de producción de planta, la cual tendrá carácter crítico, tomando en cuenta que no solo se afectarán las actividades de producción, sino que, también las actividades gerenciales de nuestra planta se reducirán a labores imprescindibles”.

El panorama para los trabajadores es muy lamentable, pues, dice la multinacional japonesa, “durante las primeras dos semanas de parada de producción, Toyota garantiza el pago del salario básico y de beneficios contractuales asociados, y en lo sucesivo, se les informará sobre las propuestas que puedan surgir para afrontar la delicada situación y garantizar la supervivencia de la empresa”. Y es que las cifras de la industria automotriz del vecino país son lamentables. El pasado enero las ventas de vehículos nuevos no superaron las 800 unidades, mientras que el año pasado en el mismo mes habían ascendido a más de 5.000, reducción que supera el 85% y que pone en evidencia que el mercado de los carros nuevos en Venezuela está frenado.

Pero las consecuencias de una eventual crisis profunda están aun por verse. Los dos gobiernos, Caracas y Bogotá, acordaron que las remesas enviadas desde Venezuela a Colombia se realizarán en pesos y no en dólares para evitar las asimetrías cambiarias ocasionadas por las devaluaciones de ambos países, de 6% en este territorio y 45% en la república bolivariana, igualmente se acordó combatir el contrabando, al prohibir que se transporten productos de primera necesidad a las ciudades colombianas de frontera. El objetivo es reprimir el contrabando de allá para acá, pues casi todos los productos venezolanos son subsidiados, mientras aquí tienen costos de importación.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 26/07/2021 El rumbo de la economía al final del séptimo mes

La cara del año empieza a cambiar y hay razones para ser más optimistas que en los siete meses anteriores a agosto, la vacunación siembra esperanza de la normalidad deseada

Editorial 24/07/2021 Debe haber unos cargos técnicos y otros políticos

Codirectores del Emisor, superintendentes y directores de entidades deben tener orígenes más académicos y técnicos que políticos, si de verdad se quiere hacer eficiente a Gobierno

Editorial 23/07/2021 La variante Delta asusta, pero todo es distinto

La recuperación económica en los países desarrollados se ha ralentizado por el miedo a la variante delta, que no se puede despreciar, pero ahora hay preparación ante el covid

MÁS EDITORIAL