.
EDITORIAL A morigerar el mensaje de la crisis económica
viernes, 9 de abril de 2021

No son buenos los efectos que tiene en la banca multilateral y las firmas calificadoras las palabras que pintan a un país al borde del abismo que no podrá pagar salarios oficiales

Editorial

El momento económico no es nada fácil para el gobierno, las empresas y las familias. La economía no ha logrado salir de una de las peores crisis de los últimos tiempos derivada de la pandemia que no ve su final y que somete al mundo a cíclicos rebrotes que siembran incertidumbre. La crisis económica del coronavirus comenzó en 2020 y le ha costado al país más de $80 billones y sigue sumando costos sin que se encuentre la ruta del crecimiento ni la manera racional de obtener más recursos. Nadie duda de la crítica situación económica y de la lenta reactivación que se experimenta por ahora, un momento de absoluto control de las acciones privadas y gubernamentales y más aún de las palabras para no ahondar o profundizar situaciones que desencadenen populismos antisistema típicos de estos momentos históricos.

Hay que morigerar las palabras y el discurso para no generar malas interpretaciones o evaluaciones erróneas por parte de la banca multilateral y de las firmas calificadoras de riesgo. Colombia ha demostrado ser un país bien manejado en su modelo económico muy a pesar de las crónicas reformas tributarias anuales que desdicen de la seguridad tributaria, pero de esto a lanzar gritos desesperados de gran crisis que pueden ser mal interpretados puede haber mucha distancia. Socializar, sensibilizar, discutir y tramitar más impuestos no debería ser traumático para un país que lo hace cada año, lo distinto en este caso es escuchar al Ministerio de Hacienda en cabeza del jefe de la cartera, Alberto Carrasquilla decir: “nuestra caja en este momento es del orden de los $30 billones, nuestras necesidades de caja, determinados por el Plan Anual de Caja, es del orden de los $20 billones mensuales, por lo tanto las necesidades de caja que tenemos como país para pagar las nóminas de los funcionarios públicos, para pagar los compromisos de inversión que tenemos, para pagar los gastos en materia de salud, en materia de infraestructura, etc., nos implican $20 billones al mes; el número redondo que quiero dejar sobre la mesa es la urgencia y la necesidad de una reforma fiscal; tenemos caja que nos alcanza aproximadamente para unas seis semanas o siete semanas y, por lo tanto, tenemos que estar constantemente en el mercado buscando recursos”.

Y si a estas palabras se suman las del ex presidente Álvaro Uribe en el mismo sentido de que “sin los $90 billones que se requieren en 2021, no hay cómo pagar salarios del Estado”, las cosas pueden complicarse en los escenarios internacionales, máxime cuando los gremios económicos se han ido lanza en ristre contra la reforma tributaria planteada. Es un hecho inocultable que el momento económico no es el mejor y que las arcas nacionales necesiten dinero para financiar las necesidades de inversión social, pero más vale acudir a la “solidaridad tributaria” de los colombianos que a plantear una quiebra o un abismo financiero. Las palabras utilizadas y la manera de plantear la discusión pesan en este momento de alta sensibilidad política y de crispación electoral en toda la región. Estamos seguros de que los colombianos (personas naturales y empresas) pueden ser solidarios con las finanzas públicas para pagar la crisis derivada de la pandemia, pero la manera de plantear dicha solidaridad determina si se suma o se resta en este momento crítico.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 21/04/2021 ¿Se desmorona la revolución en el fútbol global?

“Los dueños de los clubes de fútbol más famosos de Europa, no solo son magnates de negocios nacionales, sino ricos globales, están llevando esa visión a otro nivel”

Editorial 20/04/2021 Nadie duda del “qué”, lo difícil es el “cuánto”

Ningún colombiano sensato pone en duda la necesidad de más recursos que le permitan pagar obligaciones y seguir ayudando a los necesitados, el punto es cómo y cuánto

Editorial 19/04/2021 La Caja de Pandora de las pensiones

Hacer contribuir a las pensiones de más de $7 millones al mes es destapar otro problema pendiente, la reforma pensional, que obliga a pensar en la crisis del ahorro de las familias

MÁS EDITORIAL