.
ANALISTAS Sudar y peso corporal
sábado, 16 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Muchos piensan que sudar equivale a perder peso y salen a correr con ropa gruesa o “especial”, o se van a calurosos saunas argumentando que al sudar más van a quemar más grasa y perderán peso. En realidad, lo único que logran es agotarse mucho más rápido y deshidratarse. Cuando una persona hace ejercicio, lo primero que pierde es líquido a través del sudor.

Después se acelera el ritmo y se prolonga el ejercicio poco a poco, se empieza a quemar grasa y azúcar, no antes de los 20 minutos de cualquier rutina.

Lo que en realidad le permite quemar grasa es el ejercicio, pero se debe combinar con constancia y disciplina; cada vez que se hace cualquier esfuerzo significa que el cuerpo tiene un gasto de energía, así es que se utilizan todas las reservas de energía posibles como grasas y carbohidratos.

Obviamente al llevar una vida sedentaria es más fácil que la grasa se acumule y se almacene justo en lugares donde no queremos. No por sudar más, vamos a quemar grasas y por lo tanto a bajar de peso rápidamente. Cuando el cuerpo no tiene suficiente ventilación se produce irritación y picazón en la piel porque todas las sales que se encuentran en el sudor son muy fuertes, por eso muchos evitan fajas, cremas y sudaderas. Para ejercitarse al aire libre lo mejor es usar ropa cómoda teniendo en cuenta el clima. Para todos es obligación mantenerse hidratado antes, durante y después del ejercicio. Para los que hacen una actividad moderada no serán tan necesarias las bebidas hidratantes; sin embargo, aquellos que salen a ejercitarse durante 30 minutos o los que realizan una actividad aeróbica con intención de quemar grasa no necesitan recuperar muchas sales; en este casos se pueden acumular sales así es que se recomienda hidratarse con agua.

El sobrepeso es consecuencia de un exceso de grasa y para eliminarlo es necesario hacer dos cosas, disminuir la cantidad de calorías que consumimos durante el día y aumentar nuestro gasto de calorías por medio del ejercicio, y aunque es cierto que al sudar se pierde peso, porque perdemos agua, no es verdad que se adelgaza, pues al sudar no estamos eliminando grasa; además cuando estemos rehidratados volvemos a nuestro peso original. Cuando sudamos solo perdemos agua y sales minerales, no grasa. Sudar y adelgazar no son equivalentes.