.
ANALISTAS Secretos del marketing
viernes, 15 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Muchos personajes del  marketing han logrado resumir en breves frases algunas de sus más importantes creencias; y vale la pena comentar algunas de ellas que sirven de orientación para los procesos de toma de decisiones. 

Theodore Levitt, uno de los más grandes de la historia mercadológica, dijo que “el futuro pertenece a la gente que ve las oportunidades antes de que sean obvias”, y en un mercado globalizado, que cada día parece ir más rápido, los grandes mercadólogos deben identificar antes que los competidores las oportunidades que la constante del cambio está generando; para ello hay que partir de la base de que no existe la posibilidad de producto perfecto, razón por la cual siempre se podrá lograr un mejoramiento de oferta, lo que básicamente son las leyes primera y segunda de las inmutables del marketing de Trout y Ries quienes dijeron que “es mejor ser el primero que ser el mejor” y que “si no se puede ser el primero en una categoría, hay que crear una nueva en la que se pueda ser el primero”. Es pues una realidad que las oportunidades se dan permanentemente y que deben ser identificadas para aprovecharlas en el momento oportuno. 

Philip Kotler, considerado el padre del marketing moderno, dijo que “la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”, y hoy sí que hay que tener en cuenta lo que significa, pues como tantas veces se ha demostrado, los clientes y prospectos, con la utilización de las redes sociales y los medios que brindan el mundo virtual y la tecnología, están comunicando a todo el mundo lo que piensan y viven, haciendo una de las labores de mercadeo más importantes, y haciendo de paso campañas de estimulación, positivas y negativas, que día a día toman más fuerza y son las que mayor nivel de credibilidad generan. Por eso, la frase del gurú es fundamental para el mercadeo práctico y para que éste sea verdaderamente efectivo.

Peter Drucker manifestó que “la tarea del marketing es conocer y entender al cliente tan bien que el producto o servicio sea lo que le sirva y se venda solo”, indicando que la actividad de las fuerzas de ventas es más de asesoramiento y seguimiento que otra cosa, pues lo que el cliente actual necesita es conocer y experimentar cada vez más con los productos.

El consultor inglés, autor del Manifiesto del Marketing John Grant dijo que “la autenticidad es el parámetro de medición con el cual se miden las marcas”, haciendo énfasis en la importancia que actualmente tiene, para los mercados la originalidad, que bien puede partir de la imitación creativa, de la cual habló Levitt.

El empresario y miembro del salón de la fama de la publicidad Stanley Marcus dijo que “los consumidores son estadísticas; los clientes son personas”, lo que quiere decir que las cifras correspondientes al consumo son eso, cifras, mientras que los clientes son las personas que tienen una dependencia de la oferta que se hace, son seres humanos que para satisfacer necesidades o deseos dependen de lo que la oferta puede suministrarles.

El polémico profesor Michael Porter dijo que “hacer siempre lo que quieren los clientes es un gran error”, y es cierto, porque nadie puede atender las solicitudes y requerimientos de todos y cada uno de los clientes; sería un verdadero caos y los sistemas, sin excepción, pero especialmente los de  producción y de comercialización, no podrían ser eficientes.  Si en una familia se tuviera que hacer lo que cada miembro desea, no sería posible que las cosas funcionaran adecuadamente.