.
ANALISTAS Porcentaje de grasa
viernes, 2 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

De una adecuada selección y cantidad de alimentos se puede obtener un porcentaje de grasa ideal y un peso óptimo para hacer deporte. Un buen estado nutricional reduce el riesgo de enfermedades y lesiones durante largos períodos de entrenamiento y mejora el rendimiento.

La composición física y fisiológica es determinante en el éxito de un deportista, algo clave en la composición física es una contextura pequeña y un bajo porcentaje de tejido adiposo subcutáneo. La masa corporal determina la energía necesaria para completar una carrera y la grasa corporal representa un peso que se debe transportar a lo largo del trayecto.

La mayoría de los deportistas buscan tener un peso y porcentaje de grasa muy bajo, y algunas veces desconocen la importancia de contar con un porcentaje de grasa mínimo que asegure procesos vitales. Estas teorías no se aplican para todos los deportes, algunos requieren más porcentaje de grasa; en el caso de los corredores hombres, el porcentaje de grasa mínimo será entre 2-5% y en el de las mujeres es 10-13%.

Es importante tener en cuenta que algunas personas tienen una contextura natural que presenta bajos niveles de grasa y esto no conlleva a realizar sacrificios alimentarios. En el caso de las personas que no cuentan con esta característica intentan perder grasa siguiendo distintos métodos; si no se hace correctamente, puede tener coincidencias negativas a largo plazo. Uno de los problemas que pueden surgir es la falta de termorregulación por lo que tienen mayor sensación de frío y riesgo de hipotermia en climas fríos. Así mismo, los músculos no son suficientemente elásticos y surgen dolores en los músculos por un contacto prolongado en superficies duras.

En los distintos métodos utilizados por deportistas, si no se hacen adecuadamente se puede aumentar el riesgo de sentirse sobreentrenado, al pensar que solo con entrenamiento logrará su peso y porcentaje de grasa ideal. También se presentan desequilibrios hormonales que incluyen alteraciones del ciclo menstrual; se presentará cansancio o fatiga.