.
ANALISTAS Empresario y empresa bajo la relación objeto - sujeto
viernes, 21 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El interés mostrado por los empresarios y la empresa colombiana en los últimos años con respecto al desempeño investigativo de las instituciones de educación superior y universidades, ha terminado por habilitar un espacio de trabajo articulado a la realidad empresarial y universitaria. De estudio de caso u objeto de estudio, el empresario y la empresa comparten con la universidad, el interés de destacar el propósito y los resultados de la investigación de manera colegiada.

El beneficio que puede traer para ambas el trabajar en escenarios comunes y partícipes, en los que efectivamente, la realidad empresarial sea un campo de trabajo permanente de investigación en las universidades de la mano con los propios intereses de los empresarios, motiva el explorar el camino a indicar El paso de objeto a sujeto de investigación, es el escenario a establecer en los proyectos de investigación, en aras de elevar el impacto y la cultura investigativa en las universidades y en las estructuras empresariales. 

Es importante que la institucionalidad académica e investigativa atienda el interés y propósito de quienes articula a sus proyectos de investigación, pero más aún, cuando de manera pro cíclica y vertical abre el espacio para que los productos y resultados del mismo tengan asiento en la empresa, objeto de trabajo. Al respecto, la gestión y/o gerencia de los grupos de investigación es un campo que solo cunde a la realidad administrativa que estos reportan, pero que en contados casos, son pocos los grupos con gestión investigativa.

El perfil de la gestión académica e investigativa de los grupos de investigación está dirigido generalmente a la materialización de productos de investigación, que si bien, gozan de trascendencia entre los pares investigadores universitarios, no logran plenamente el propósito de atraer igualmente a los pares empresariales, que en diversas empresas, organizaciones y sectores, tienen el interés de conocer acerca de la investigación hecha en las universidades y de la posibilidad de poder trabajar directamente con ellas de manera eficiente y proactiva.

El empresario y la empresa son los más interesados en que se hagan y proyecten actividades investigativas con consecuencias factibles y posibles para ellas y el beneficio social. No obstante, es imperante cambiar la ubicación del empresario como objeto de estudio y pasarlo a sujeto activo de la realidad que pretenden escenificar la investigación. El eje de dicha articulación, pasa por la claridad que se tiene de lo que implica investigar para la sociedad por cuenta de los grupos de investigación, y el papel que cumplen los actores inscritos.

La vinculación de áreas específicas de las empresas, los mismos empresarios y compañías en actividades propias del quehacer de la investigación, tanto en el sector privado como público es una tarea pendiente que debe internacionalizarse en la naciente gestión institucional de los grupos de investigación, que además de dar por descontado la producción (artículos y ponencias), debe involucrar las economías de escala en la investigación, dirigida a mostrar rendimientos en las actividades o sectores objeto de estudio de cada proyecto.