.
ANALISTAS El cambio climático y el futuro del planeta
miércoles, 16 de septiembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Recientemente estuvo en la Universidad Militar, como profesor visitante, uno de los mejores investigadores sobre los efectos de la emisión de gases de efecto invernadero sobre el cambio climático y el calentamiento global, el profesor y director del programa para graduados de la Universidad de Massachusetts (Amherst), Timothy Randhir. 

Las investigaciones del profesor y la información que expuso sobre el panorama futuro del mundo, sencillamente dan susto. 

Según datos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (Noaa), en el periodo comprendido entre agosto de 2011 y julio de 2012 se presentó el mayor aumento de la temperatura sobre el promedio del siglo XX, 3,3 grados Fahrenheit (1.8oC). A mayor aumento de la temperatura se presentarán mayores probabilidades de crisis en la oferta de agua, crisis de escasez de comida, desbalances fiscales y extrema volatilidad en los precios agrícolas, entre muchos otros problemas.

Si la emisión de gases continúa como en la actualidad, para finales de este siglo (2080-3000), la temperatura aumentará entre 3 y 4 grados centígrados en Sudamérica, el sur de África, de Asia y en Australia. Pero especialmente complicado va a ser para los países del hemisferio norte cuyas temperaturas aumentarán entre 4 y 6 grados centígrados. La temperatura del polo norte aumentará por encima de 6oC.

Y una cuestión muy crítica, específicamente para los países del hemisferio norte,  es la disponibilidad del agua frente al uso de la misma, que se afectará con el aumento de la temperatura. Especialmente vulnerables en la relación uso-disponibilidad de agua están: el norte de México, Estados Unidos, el sur de Canadá, parte de Perú y Chile, el norte de África, el sur de Europa, Oriente Medio, parte del sur de Asia y el sur de Australia.

Los estudios afirman que cada 130.000 años aumenta la concentración de CO2 a un nivel máximo de 300 partículas por millón (ppm), lo cual está asociado a aumentos de la temperatura en la Antártida. Pero a partir de 1960 el aumento ha sido sostenido y en la actualidad está llegando a 400 ppm. La concentración de CO2 es la principal causa del aumento de la temperatura global. 

Los países que más aportan CO2 per cápita son: Estados Unidos con 17,2 toneladas métricas, le sigue Japón con 9,26 y Alemania con 9,19. A mayor industrialización mayor emisión de CO2.

El efecto invernadero causado por el CO2 ha aumentado de forma sostenida los eventos climáticos extremos en el planeta: en la década del cincuenta hubo 13 eventos, en la del sesenta, 16; en los setentas, 29; en los ochentas, 44; y en los noventa, 72. Solamente en 1997 el costo global de estos eventos superó los US$60.000 millones.

Algunos estudios de prestigiosos investigadores (Cline, Fankhauser, Titus) estiman que los costos anuales para Estados Unidos, de un aumento de 2,5oC, estarán entre US$61 y US$75 billones, para Norhaus un aumento de 3oC costará anualmente US$55 billones y para Tol, el costo de un aumento de 4oC le costará US$140 billones.

En Sudamérica son vulnerables 77 ciudades costeras que podrían verse afectadas por el aumento del nivel del mar, debido al calentamiento global.

Y además como consecuencia de éste, disminuirán las cosechas de maíz, arroz y trigo en Brasil; y de arroz, trigo, cebada, maíz y papa en el área andina.

Por todo esto el tema primordial de la Cumbre de París 2015 será: “limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2oC”.

¿No será un poco tarde?