.
ANALISTAS Construcción de obras civiles, principal impulsor del PIB
martes, 26 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Con la presente quiero referirme al editorial publicado el 26 de noviembre del año en curso en su prestigioso diario, bajo el título “El verdadero debate a la infraestructura”, en el que se indican una serie de planteamientos sobre los cuales considero necesario realizar algunas aclaraciones. En primer lugar, compartimos el hecho de que el país arrastra una deficiencia histórica en la infraestructura de transporte y, como presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), he sido claro en advertir que la baja inversión que por décadas ha aquejado al sector ha sido factor preponderante para haber llegado a esa situación. Pero también es claro que durante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se ha acelerado el ritmo de construcción de obras civiles. Se ha experimentado un salto en la ejecución presupuestal del sector, que estará próxima a los $8 billones este año, comparada con un promedio de $2,5 billones en la década anterior. Estamos construyendo a un ritmo de casi 300 kilómetros de dobles calzadas cada año, cuando en la década anterior se construyeron 60 kilómetros por año. En las más recientes cifras sobre el desempeño de la economía, el sector de la construcción de obras civiles, y más concretamente, el de la infraestructura de transporte, demuestran que son los principales impulsores del buen desempeño experimentado en el Producto Interno Bruto (PIB).

En segundo lugar, se ha diseñado, estructurado e iniciado la contratación de los proyectos del programa de concesiones viales más ambicioso en la historia del país y el más grande de América Latina: la Cuarta Generación de Concesiones. Este programa también se complementa con importantes proyectos de iniciativa privada en el campo férreo, portuario y aeroportuario, todos los cuales, sin duda, le darán otra cara a la infraestructura del país al finali-     zar la presente década. Por otro lado, es necesario aclarar a sus distinguidos lectores que en el presente Gobierno los procesos de contratación del sector de infraestructura han contado con una participación sin precedente en la historia del país, lo que garantiza transparencia, competencia y eficiencia. Los más grandes concesionarios de Colombia y del mundo han mostrado interés en participar en los procesos que hemos abierto, y los precalificados para cada proyecto están diseñando en este momento sus propuestas económicas, de cara a las licitaciones que tendremos en 2014. La estadística reportada por la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) en el sentido de que más del 60% de las licitaciones públicas convocadas solo ha tenido entre uno y tres oferentes, se refiere a los departamentos y no a entidades de orden nacional como la ANI. Hemos garantizado el máximo de transparencia en los procesos para combatir la corrupción y las corruptelas que se dieron en el pasado. En el caso de la Cuarta Generación de Concesiones, los grupos pre calificados han firmado los llamados “Pactos de transparencia y probidad”, liderados por la Secretaria de Transparencia de la Presidencia de la República, basados en las recomendaciones que para el efecto ha emitido la Ocde.

Señor director: la ANI y el Gobierno Nacional están comprometidos a fondo en la lucha contra la corrupción. Entendemos la inmensa preocupación de los colombianos al respecto y por eso estamos trabajando arduamente en tener una gestión ejemplar en términos de pulcritud, transparencia y honradez.