miércoles, 9 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Mucho se ha dicho sobre las bondades o defectos de la conectividad vía internet. Algunos la cuestionan porque “incomunica” a las personas que ahora no hablan entre si, apenas responden mensajes. Otros, en cambio, ya no podríamos vivir sin este adelanto tecnológico que revolucionó al mundo.

El internet, móvil o con conexión fija, llegó para quedarse y cada vez es más usado en diversos frentes, desde la productividad en las empresas y entidades, hasta la educación en colegios o universidades porque ahora todo está en la Web.

Acabamos de conocer el reporte según el cual unas 2.100 millones de personas tendrán suscripción de internet móvil, a través de redes 3G o 3G+ al finalizar este 2013, con 30% de los más de 7.000 millones de personas que se supone es la población mundial.

El acceso a internet viene con una penetración sorprendente de 40% anual, según las mediciones que se hacen desde el año 2007 por la Unión Internacional para las Telecomunicaciones, UIT, adscrita a las Naciones Unidas, ONU.

La conectividad  en el internet móvil en los países en desarrollo ha sido de 75% en los últimos dos años, frente a 20% de crecimiento que se registró en los países desarrollados. Los porcentajes se explican porque los países en desarrollo tuvieron que empezar a ponerse al día en conexión para no perder su carrera frente a las economías del mundo.

Y aunque suene increíble, antes de que se acabe este año, se proyecta que unas 6.800 millones de personas usarán teléfonos móviles, en tanto que al menos 2.700 millones de usuarios tendrán acceso a internet móvil o de banda ancha en el hogar.

Lo que ahora suena retrasado y hasta difícil de imaginar es que todavía más de 4.400 millones de personas están fuera del espectro de la red, sin conexión a la WWW (World Wide Web). Algo que quienes ya llevamos años “agarrados” por la red nos parece imposible de entender.

En Colombia tenemos mucha tarea pendiente en conectividad y penetración porque no aparecemos en el ranking de los países con el crecimiento destacado como Corea del Sur, Suecia, Islandia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Holanda, Reino Unido, Luxemburgo y Hong Kong.

El reto es grande porque, según ese Índice de Desarrollo de las TICs, podría también medirse el avance en educación, además de que es claro que cada vez es menos costoso conectarse a la red con una caída en el precio de la conexión fija de banda ancha del 82%.

En el futuro inmediato habrá que incluir entre los estudios de los expertos en psicología y comunicaciones la razón por la que tanta conectividad esta “desconectando” la buena charla entre las personas, inclusive por teléfono.

Hoy es común notar que los contactos se resumen en un mensaje de texto y poco a poco se reducen las charlas personales. La pregunta inmediata es si se debe a que es gratis el texto y se paga por minuto la charla, o sencillamente porque estamos perdiendo el gusto por la conexión física. Ese es un reto nuevo.

El internet puede ser la herramienta para encontrar casi cualquier cosa, sin importar el rincón del mundo en que se encuentre, pero irónicamente hay quienes se quejan de que con tanta conectividad, hemos dejado de charlar. Si no están de acuerdo, envíen un mensaje de texto para comentar.