.
ANALISTAS Cinco grandes tendencias que dejó el CES
sábado, 18 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gadgets innovadores, prototipos futuristas y un pulso cara a cara entre los gigantes de la industria de tecnología son los principales elementos que nutren al Consumer Electronic Show (CES), la feria de tecnología de consumo más grande del mundo, que se realizó en Las Vegas, EE.UU.

20.000 productos, 150.000 visitantes y 3.300 expositores. Esto convierte al CES en el campo de juego ideal para analizar las tendencias del mercado de tecnología. La versión de este año dejó cinco grandes negocios que marcarán los lanzamientos y desarrollos del 2014 y sin duda, por su impacto en la cotidianidad del usuario, lo que vimos en Las Vegas influenciará los años venideros.

El primero es el segmento de los ‘wearables’. Estos son dispositivos portátiles e inteligentes que se han mimetizado en la ropa o accesorios cotidianos. La razón del interés en la evolución y maduración de esta tendencia radica en los US$19.000 millones que se espera alcance este mercado para 2018, según la firma de investigación Juniper Research. 

Gafas, relojes, pulseras, monitores fitness, notificadores y demás productos similares, todos inteligentes, entran en esta categoría. La clave es la interacción, el diseño y garantizar una buena experiencia al usuario. Por ejemplo, la LG Lifeband Touch permite ver notificaciones de llamada, la hora y diferentes parámetros relativos a la actividad física del usuario, como ritmo cardíaco, cantidad de pasos dados o kilómetros recorridos. 

El concepto de ‘Smart Home’ es el segundo centro de atención. Dentro de cuatro años, estima ABI Research, el mercado de electrodomésticos inteligentes llegará a US$25.000 millones. 

Suena a tecnología futurista, pero es una realidad. Incluso, en el CES fuimos testigos de las neveras que chatean con los usuarios a través de Line; con esta tecnología las personas pueden comunicarse, controlar, monitorear y compartir contenido con sus electrodomésticos gracias al servicio Homechat de LG en un lenguaje sencillo y sin necesidad de tecnicismos. 

Luego siguen las pantallas curvas y flexibles, una evolución que ya se vive en televisores y smartphones. Dos realidades: el LG TV OLED Curvo Ultra HD de 77 pulgadas, que obtuvo siete premios a la innovación en el CES, y el LG G Flex, el primer teléfono inteligente flexible y con pantalla curva para adaptarse a la fisonomía de la cara. 

Esta tendencia marcará el siguiente paso en el diseño de TV y celulares para aprovechar la resolución en imagen del estándar Ultra Alta Definición o 4K, donde se requiere un mejor ángulo de visión y profundidad.   

Por eso mismo, 4K y OLED son la cuarta apuesta del 2014. Al ser año del Mundial de Fútbol, el mercado de TV vivirá una ecuación exponencial de demanda, recambio, implementación de tecnologías y  oferta de nuevos modelos. Según cálculos de NPD DisplaySearch, las ventas de TV 4K pasarán de 1,9 millones de unidades en el 2013 a 12,7 millones de unidades para 2014. 

Cierro con el quinto negocio del año: la llegada de los sistemas operativos a los televisores inteligentes. Ahora, la plataforma Smart TV de LG estará basada en WebOS, el sistema operativo antes utilizado en los teléfonos inteligentes Palm. Un avance significativo para explotar el mercado de aplicaciones locales y mejorar la compatibilidad de TV inteligentes con otros dispositivos. Esta innovación responde a los cambios de hábito de uso de los usuarios. Por ejemplo, en Colombia en la primera fase de Smart TV solo 20% de las personas utilizaron la plataforma; ahora la tasa es de 90%.