Estos empleados tienden a estar en diferentes lugares realizando sus labores en teletrabajo, una tendencia más fuerte en jóvenes

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Un trabajador nómada hace parte de “una nueva categoría de trabajo que enmarca a las personas que prestan sus servicios con una adaptabilidad territorial. Es decir, son capaces de modificar el espacio en el que prestan los servicios y no tienen problemas en la movilidad espacial para prestarlos. No obstante, no siempre están caracterizados por los reconocimientos oficiales de derechos y garantías, sobre todo en materia de protección social”, explicó el profesor de la Universidad del Rosario y experto en derecho laboral, Iván Jaramillo.

Este tipo de trabajo le permite a las personas no solo manejar de manera autónoma su lugar de trabajo, sino que también tienen cierta libertad sobre su tiempo, dado que el formato de trabajo a distancia elimina factores de la cotidianidad laboral como el transporte, que puede aumentar los niveles de estrés de los colaboradores.

Esta tendencia ya venía en aumento antes de la pandemia, en las personas de edades entre los 18 y 28 años, pues además de facilitarles viajes y transportes, abre la posibilidad a contar con más tiempo libre para hacer otras actividades y generar ingresos. Sin embargo, con la llegada de la pandemia las empresas se han visto obligadas a recurrir al trabajo a distancia, por lo que hoy el número de personas con la posibilidad y la capacidad de trabajar bajo estos términos ha aumentado.

LOS CONTRASTES

  • Leonardo CovalschiDirector Ejecutivo & Head Latam de Tivit

    “El trabajo, al ser de las actividades más tocadas en la actualidad, atraviesa una aceleración en la adopción de nuevas tecnologías y maneras de relacionarnos”.

Leonardo Covalschi, director ejecutivo & head Latam de Tivit, aseguró que “una de las maneras más efectivas para mitigar el brote de este virus es el teletrabajo. Latinoamérica se prepara para un panorama de digitalización acelerado que llevará directamente a un cambio cultural. Este cambio, acarreará innovación en cultura organizacional que inducirá a múltiples retos, como establecer controles de tareas sobre horarios, medir la productividad, según indicadores, invertir en nuevas tecnologías y adoptar las leyes de cada territorio sobre el teletrabajo”.

Así las cosas y según un estudio realizado por Gartner a 317 directores y líderes financieros reveló que el 74% trasladará al menos 5% de su fuerza laboral a puestos remotos luego de la pandemia, por lo que es posible que esta tendencia de trabajadores nómadas aumente de manera significativa.

Profesores investigadores del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa) resaltaron que si bien algunas empresas pueden adaptarse a este formato, hay otras cuantas a las que por su actividad se ven limitadas e imposibilitadas a poner en marcha estos modelos de trabajo en tiempos de pospandemia.

Jaramillo resaltó de igual forma que no todas las empresas están preparadas para esta modalidad, más que todo por las protecciones sociales y los estamentos jurídicos que cobijan este modelo.