.
OCIO Producir una película ya no es la única forma de poder quedarse con un Oscar
viernes, 21 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El más reciente Premio de la Academia en el Mercado es el que James Cagney recibió en 1942 como mejor actor por su trabajo en ``Yankee Doodle Dandy'' ("El canto de la victoria'', o ``Triunfo supremo''). La rematadora Nate D. Sanders fijó en US$800.000 el precio mínimo del trofeo, que anticipan vender por hasta un millón de dólares el jueves por la noche.

"Es el Oscar más prestigioso que haya llegado al mercado en años recientes'', dijo Sam Heller, un represente de Nate D. Sanders. No ha habido un Oscar al mejor actor disponible en dos décadas, destacó.

La escasez de premios Oscar para la compra no es un accidente. Históricamente, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas no ha visto con buenos ojos la venta de sus estatuillas en el mercado libre.

"La academia, sus miembros y los muchos artistas y artesanos del cine que han ganado Premios de la Academia creen fuertemente que los Oscar deben ganarse, no comprarse'', dijo la academia en una declaración a The Associated Press. "Desafortunadamente, pese a nuestras objeciones, no tenemos los medios legales para detener la venta de ciertas estatuillas, incluyendo esta''.

En un esfuerzo por combatir la venta de premios por parte de ganadores y sus herederos, la academia estableció una regla en 1951 según la cual aquellos que quieran vender sus trofeos deben ofrecerlos primero a la academia por un dólar. Eso significa que cualquier premio ganado antes de 1951 puede, en líneas generales, comercializarse.

"Esto realmente alimenta la sed de los coleccionistas. Incluso en el mercado negro'', dijo el presidente y director ejecutivo de la casa Julien's Auctions, Darren Julien, sobre las restricciones legales. Julien ha subastado premios Oscar en el pasado, pero su relación con la Academia es suprema: "Buscamos su aprobación antes de vender algo''.

Hay raras excepciones incluso a la regla de 1951. Como ejemplo está el caso de Mary Pickford. Según Julien, aunque lo ganó en 1930, sus herederos no pudieron venderlo porque Pickford firmó un acuerdo con la academia cuando aceptó el Oscar honorario en 1976.

Los tipos de coleccionistas que compran Oscar varían ampliamente. El difunto Michael Jackson adquirió el Oscar de David O. Selznick por ``Lo que el viento se llevó'' por un récord de US$1,5 millones. Hasta Steven Spielberg adquirió los Oscar de Bette Davis por ``Jezebel'' y Clark Gable por ``It Happened One Night'' ("Sucedió una noche''). Pero Spielberg los donó de regreso a la academia.

La mayoría de los coleccionistas se mantienen en el anonimato. Tanto Julien como Heller dijeron que los objetos de colección de Hollywood son extremadamente populares en países asiáticos.

"Estos son los nuevos Monet'', dijo Julien. No sólo son tema de conversación, son también una inversión.

El valor de los Oscar se ha disparado en años recientes. Una estatuilla que pudo haberse vendido en el 2003 por US$75.000 hoy podría ser adquirida por US$300.000, según Julien.

MÁS DE OCIO

Gastronomía 23/09/2021 ¿Cuánto cuesta una cena en el único restaurante colombiano de la lista parcial 50 Best?

El Chato, la Joya de la Corona de los restaurantes de Álvaro Clavijo, nuevamente fue destacado en este ranking internacional

Turismo 21/09/2021 Ciudad del Vaticano requerirá "pase verde" del covid-19 a sus residentes y visitantes

La ordenanza, que fue acogida por recomendación del Papa Francisco, la emitió la Presidencia de la Comisión Pontificia de la ciudad

Turismo 23/09/2021 Diferencias de la hotelería 'eco' por personalización y lujo frente al turismo tradicional

En Atlántico abrió Ecoxata, un eco hotel que ya lidera en reservas, uno de los espacios que se dedicó al servicio con pocos huéspedes

MÁS OCIO