Los músicos graban aún bajo la voz de mando de su director y luego unifican todas las piezas y los sonidos para la producción final

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

La Orquesta Filarmónica de Bogotá sigue comprometida con llevar música a los colombiamos en medio de los tiempos de aislamiento, así pues, han hecho un ensamble novedoso de la obra Colombia Tierra Querida del maestro Lucho Bermúdez en el que todos los músicos se grabaron desde sus casas para terminar la producción musical.

Es un producto creativo, en el que 100 músicos, bajo la dirección del maestro Andrés Felipe Jaime, usaron sus teléfonos celulares y la red, para coordinar, interpretar y unir a la distancia uno de los himnos del país.

“Pese a todas las dificultades técnicas que esta producción representa, ha sido hecha con mucho amor y con un mensaje de esperanza para Bogotá y toda Colombia”, aseguró David García, director general de la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Esta grabación, que se dio a conocer a través de las redes sociales de la orquesta, es otro resultado de la iniciativa de la Filarmónica, de continuar llevando su música al público por medios virtuales durante la actual coyuntura que vive el país para mitigar el riesgo de contagio del Covid-19.

De igual forma, el pasado 12 de marzo, la Orquesta transmitió vía Facebook Live la Sinfonía numero ocho en Fa mayor Op. 93 de Beethoven, video que ha alcanzado casi 40.000 visitas en las páginas de internet.

“En los momentos más aciagos de la humanidad la cultura y las artes han sido un precioso instrumento para construir armonía y sosegar los espíritus, en momentos en que las circunstancias ponen en evidencia la fragilidad de la condición humana y la necesidad imperiosa de reflexionar sobre la forma destructiva con la que habitamos nuestro planeta”, afirmó García respecto al papel de la música en medio de la crisis.