El piloto británico Lewis Hamilton completó 41 vueltas y obtuvo un tiempo de un minuto y 4,816 segundos en la más rápida

Reuters

La Fórmula Uno volvió a las pistas el viernes en medio de una realidad diferente, pero con un toque familiar después de que Mercedes volvió a liderar la tabla de tiempos, en un "uno-dos" del hexacampeón Lewis Hamilton y su compañero Valtteri Bottas en las prácticas libres del Gran Premio de Austria.

El británico completó 41 vueltas y marcó la más rápida, en un minuto y 4,816 segundos, en una jornada húmeda y nubosa en la que sacó 0,356 segundos al finlandés.

El Red Bull de Max Verstappen, ganador en las dos últimas carreras en el circuito local de la marca, acabó tercero, a 0,602 de Hamilton. El McLaren de Carlos Sainz fue cuarto.

Ferrari, que ha reconocido problemas con su monoplaza pero debe esperar aún las actualizaciones, solo pudo ser décimo con Charles Leclerc y duodécimo con Sebastian Vettel, que celebraba su 33 cumpleaños.

La carrera del domingo, la primera de las dos que celebrará Austria en fines de semana consecutivos, será el comienzo más tardío de un campeonato, después de que la pandemia del COVID-19 obligó a cancelar la apertura de la F1 en Australia el 15 de marzo.

El viernes fue la primera vez en que todos los pilotos han estado juntos en la pista desde el final de las pruebas de pretemporada en Barcelona en febrero. La última ocasión en que compitieron juntos fue en Abu Dabi en diciembre.

La carrera se disputará sin espectadores por vez primera en la historia de la F1.

"Estamos acostumbrados a ver muchos aficionados en las áreas de acampada, en las gradas (...) pero lo más importante es que finalmente estamos de vuelta en la pista y podemos dar un buen espectáculo", dijo el jefe de McLaren, Andreas Seidl, en una videollamada por Zoom.