El servicio a nivel nacional en la isla está al borde del colapso por la alta demanda de conectividad de quienes trabajan desde casa

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

En medio de las medidas optadas por el gobierno australiano para contener el virus, en las que resalta el teletrabajo casi obligatorio a nivel nacional han hecho que la demanda de conectividad y servicios de internet aumentara de manera significativa, a tal punto que el sistema de conexión está al borde del colapso.

El país estudia la posible restricción de servicios de streaming por la Red Nacional de Banda Ancha (NBN, National Broadband Network por sus siglas en inglés), frente a la alta demanda que ha aumentado significativamente; si bien los proveedores de estos contenidos se están preparando para la congestión, la red de Australia aparentemente no tienen la fuerza que se necesita para soportarlo todo.

El ente regulador nacional frente al caso, Telecomunicaciones y Economía Digital (Tel Soc por sus siglas en inglés), anunció que existe la posibilidad de restringir el servicio de plataformas como Netflix o Stan para hacer frente a las debilidades del sistema.

La empresa encargada ya anunció que la red la Red Nacional de Banda Ancha (NBN) australiana no podrá con la alta afluencia de usuarios que tendrá en los próximos días conforme se agudicen las medidas de restricción del virus a nivel nacional.

Los servicios de transmisión por streaming ocupan entre el 70% y 80% de la banda disponible en el país limitando los usos para otras aplicaciones y herramientas digitales; la entidad oficial aseguró que están en medio de un problema sin precedentes.

La presidenta de Tel Soc, Laurie Patton, afirmó que la NBN no está lista para enfrentar tal situación porque incluso para teletrabajar se requiere una gran cantidad de data en envíos y en recepción.

La Red Nacional de Banda Ancha ha explicado a los consumidores a través de vídeos el por qué experimentan una continua lucha por mantenerse conectados y el primer ministro del país ya tuvo una reunión para hablar del problema.