.
ENTRETENIMIENTO

“Planeo volver a mitad de año con los shows en vivo en España y a finales en EE.UU."

viernes, 19 de febrero de 2021

La industria musical pasa por un momento desafiante. El cantautor Sebastián Yatra habló de la pandemia, sus proyecciones y el boom del streaming

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co

La industria artística es uno de los sectores económicos que se ha visto drásticamente afectada por los efectos de la pandemia y uno de esos, que ha tenido que parar un porcentaje considerable de su actividad productiva, es la relacionada con la música.

Aún así, los artistas han sabido cómo implementar nuevas formas de seguir conectados con el público en el que por ejemplo, ya venían haciendo carrera, liderando y posicionándose en la redes sociales, plataformas que han permitido que hoy, la industria musical siga vigente y a la vez moviendo cifras.

Por ejemplo, según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (Ifpi) 56,1% de los ingresos de la industria mundial proviene del streaming.
Con la llamada economía naranja se pretende que para 2022 esta industria que aglomera todo el sector artístico, represente 6% del PIB del país, hoy son 3,5%.

Por todo esto, Sebastián Yatra, ícono de la música colombiana dijo en Inside LR cómo ha resistido a los efectos de la pandemia, el estado de la industria, la era digital y nuevos modelos negocio en los que incursionaría, además de resaltar los impresionantes números como el alcance que hoy genera su voz.

LOS CONTRASTES

  • Gus RincónCEO de Gus Rincón

    “La industria musical en Colombia ha crecido muy fuerte y ha hecho que seamos bien calificados internacionalmente. La música en Colombia tiene ritmos únicos”

Usted viene de tener más de 500.000 asistentes en conciertos de 2019, ¿cómo explicarle a las personas que detrás de un artista dependen más personas que con los cierres, se han visto también afectados?

En mi equipo directo somos aproximadamente 40 personas y esas son las que viajan conmigo, que están ayudándome con las redes sociales, todos los técnicos, músicos; y también, están los indirectos que básicamente son los técnicos que trabajan en los eventos que realizamos en todo el mundo. Todo este freno en seco nos ha afectado mucho a nosotros como industria. Sin embargo, a todos los músicos y equipo de trabajo les hemos seguido pagando en este último año como si el negocio no hubiese parado. Pudimos movernos en otros escenarios pero hubo otros proyectos en los que toda la cadena productiva quedó en cero porque no había shows, conciertos.

¿Cómo solventan los músicos de shows triple A, como usted, las cancelaciones que generó el covid-19?

Ha sido mucho de hacer contenido virtual, muchos shows, o proyectos empresariales o privados, temas de marca, campañas. Pero, claramente, ha bajado mucho el nivel de lo que normalmente se producía cuando antes todo iba a un ritmo distinto al de hoy. Las empresas tenían antes presupuestos más altos y la gente estaba saliendo a las calles; y así mismo, consumiendo música de diferentes formas como discotecas o shows. Sin embargo, para mí ha tenido mucho valor el tiempo que he tenido para dedicarme a la música. Entonces paso más tiempo en el estudio, he estado preparando mi próximo álbum.

Si la actual crisis y restricciones por la pandemia del covid-19 continúan ¿qué tanto cree que la industria musical pueda resistir antes que haya una crisis más crítica?

La crisis ya está haciendo sus efectos, por lo que si esto no para en algún momento este año, lo que va a pasar es que toda la gente que vive de esta industria musical y de los shows en vivo se van a tener que dedicar a otras cosas y, pues eso ya se está dando, mientras regresa una eventual normalidad. Yo tengo muchas esperanzas de poder volver a las tarimas con público en vivo a mitad de año en España y en una gira que tengo con Enrique Iglesias y Ricky Martin a finales de este año en Estados Unidos y Canadá, así que como va la vacunación en EE.UU. uno pensaría que a finales de 2021 ya estemos bien para regresar.

¿Entonces estamos ante un panorama en que la industria de la música ya no aguanta más?

Sí, total, se va deteriorando por pedazos y sectores. Igual, este también ha implicado una nueva normalidad donde hemos estado reinventándonos y por ello ha avanzado mucho el tema de los lives.

¿ Los artistas se pueden enfrentar a una sobreexposición de su nombre?, así cuando vuelvan los conciertos, ¿bajaría el interés de pagar por verlos?

Sí, nos toca cuidar mucho el nombre como cualquier empresa o marca y eso implica cuidar el interés de las personas por pagar por escucharnos. Algo que nos pasó a todos los artistas en pandemia es que al no poder salir de nuestras casas, es decir, inhabilitados para hacer conciertos, nos ha llevado a preguntarnos cómo seguir conectados con el público, por lo que nos pusimos a hacer cosas que normalmente no haríamos. Eso estuvo bien, pero llegó un momento en el que tuve que parar y enfocarme en lo prioritario que es producir música.

¿Qué surgió durante la pandemia a nivel musical?
El último lanzamiento que fue el sencillo ‘Adiós’ surgió y se desarrolló en la pandemia, por ejemplo. Así mismo, ‘Chica ideal’ junto con Guaynaa también se produjo en cuarentena. Ambas son un contraste musical pues ‘Adiós’ es una balada y la otra es reguetón; estamos hablando de unos trabajos que han tenido buena acogida.

Usted ha hecho colaboraciones con artistas de habla inglesa ¿El músico latino por fin se volvió relevante para la industria global?
El músico latino ya es global, J Balvin, Maluma o Karol G son ejemplo de eso. Ha cambiado mucho el interés de otros lugares del mundo hacia nuestra música y cultura. Latinoamérica despierta mucha curiosidad.

¿Cómo hacer para que los conciertos online sean casi tan atractivos como un evento presencial y que genere que una persona pague por entrar?
Hay que hacerlos muy dinámicos, es brindar, sobre todo, una experiencia. Si uno no va a hacer un live que brinde esos factores, es mejor cuidar la marca y no hacer algo que te va a afectar. Ahí es mejor hacer un acústico, en el que no se compara con a ir a un concierto, por lo que son dos experiencias distintas que sigue dejando a las personas con ganas de más.

¿Cree que ese “cariño” que tienen las personas se transmite también al pago por ejemplo de suscripciones de plataformas digitales o compra de música en físico?
Uno como compositor ganaría más dinero por compra de CD pero, la digitalización genera más acceso a la música. La gente sí paga más para tener la posibilidad de qué escuchar y cuántas veces hacerlo. Eso nos ha ayudado mucho a los que nos movemos en ese medio.

¿Ha pensando de hacer conciertos en vivo y reducir costos logísticos de conciertos?, ¿por ejemplo con eventos de aforo más reducido?
No me he querido meter en ese negocio, me preparo mejor para volver. También como la economía está mal, es complicado decirle a la gente que pague por verme cuando hoy las prioridades son otras, primero todos se deben preocupar por comer, por estar bien en su casa y con cuentas en orden.

¿No ha pensado en nuevas unidades de negocio como una inversión propia? ¿Cuál sería su plan B después de la música?
Sí, invertir todo en un solo modelo de negocio no es lo mejor, poner todos los huevos en una canasta, por lo que he pensando en invertir dinero por ejemplo, en la Bolsa de Valores, o mirar otras oportunidades de negocios con empresas o marcar emergentes

MÁS DE OCIO

Entretenimiento 06/03/2021 “Nos falta escuchar mucho más al artista colombiano y apoyar al emprendedor nacional”

Piso 21 y De Todito, presentaron una campaña para apoyar a emprendedores; el grupo habló de las dificultades de la pandemia y sus giras

Turismo 04/03/2021 Cinco playas apartadas, exóticas y cristalinas en Colombia para huir de las multitudes

En Colombia existe diversidad de playas poco concurridas por su difícil acceso. Bahía Chengue es una de ellas. Se va caminando o lancha

Turismo 05/03/2021 Royal Caribbean crea alianza con Israel para organizar cruceros solo de vacunados

Se anunció que el barco Odyssey of the Seas debutará en mayo próximo con cruceros desde Israel a las islas griegas y Chipre

MÁS OCIO