.
GASTRONOMÍA El boicot de la champaña por el que subieron precios de las botellas a nivel global
lunes, 20 de septiembre de 2021

Una disputa entre los productores franceses y compradores rusos llevó a que las tarifas de las mejores botellas subieran

  • Joaquín M. López B.

Algunos compradores de champaña en América Latina vieron cómo este mes la misma botella que hace un año costaba US$100, ahora rondaba hasta los US$115 (por dar un ejemplo). La razón, un boicot entre productores y compradores rusos: parecía un pleito pequeño, pero tuvo coletazos globales.

Para empezar, Rusia ganó la primera ronda de una batalla en el mundo del champán, pues lograron que los productores galos reanudaran las exportaciones y acataran una controvertida regla local sobre el etiquetado.

Los productores acordaron modificar las etiquetas traseras de las botellas para describir el contenido como vino espumoso, según el codirector del Comité Interprofessionnel du vin de Champagne (Civc). (Lo cual para ellos no es lo más acertado, incluso muchas familias de tradición lo ven como un insulto).

“Hemos decidido invertir en diplomacia para encontrar una solución”, dijo Jean-Marie Barillère, director del Civc; “La pelea está lejos de terminar”, agregó.

La medida francesa se produce a pesar de que Rusia no ha dado indicios de que revocará una Ley de julio que otorga derechos exclusivos al término “Shampanskoe”, en ruso para Champagne, en botellas de champán fabricadas localmente. La legislación enfureció a los productores franceses de champán, que son notoriamente protectores de la designación geográfica arraigada en el área noreste donde se cultivan las uvas.

El lobby de la Civc, cuyo lema es ‘El champán solo proviene de Champagne, Francia’, había expresado su indignación por el gobierno ruso, y al menos 95% de los productores obedecieron el boicot, según Barillère, y los valores atípicos solo cumplían con los pedidos prepagos. Por eso hubo menor movimiento de botellas “100% autenticas”, y eso se sintió hasta en supermercados latinos.

Moet Hennessy, del gigante del lujo Lvmh, estuvo entre los productores que detuvieron los envíos. Sus marcas incluyen Dom Perignon, Ruinart, Moet & Chandon y Krug.

Bajo la regla rusa, los productores franceses todavía pueden usar los caracteres latinos de Champagne en la etiqueta principal. Pero las botellas también deben decir “vino espumoso” en caracteres cirílicos en la parte posterior; ahí la disputa y el desacuerdo. Incluso el gobierno francés expresó su oposición a la Ley rusa, y el ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, dijo que consideraría plantear el tema en la OMC.

Rusia es el mercado 15 más grande por valor para los productores franceses de champán, según los datos de Civc con ventas de US$41 millones, por eso fue curioso que un pleito menor generara tanto caos.

MÁS DE OCIO

Cultura 15/10/2021 La lucha palestina es retratada en las nuevas colecciones y producciones de Netflix

Huda Iman, actriz de la película nominada al Oscar Ave María , ve la ampliación de las historias que harán parte de estas entregas

Deportes 14/10/2021 Se inauguró nueva sede 'La Casa de las Selecciones Colombia' en Barranquilla

Este complejo deportivo de alta calidad se logra tras la inversión de recursos propios de la Federación Colombiana de Fútbol

Gastronomía 15/10/2021 Ya abrió Tauro Steak House & Bar como nueva gran boutique de las carnes premium

Con técnicas como la maduración en seco, el nuevo restaurante en la Zona Rosa de Bogotá se dedica al mundo de los cortes angus

MÁS OCIO