Signify explicó que las luces amarillas son estimulantes, al igual que las naranjas, que evocan alegría y calidez a los espacios

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

La tonalidad y el color de las luces pueden funcionar para decorar los hogares y darles toques diferentes a estos espacios. Es por esto que Signify, empresa de iluminación, entregó algunos tips para redecorar con luces de diferentes estilos la casa.

El primer recomendado para las zonas comunes es buscar colores fuertes y con carácter, que van bien con estos lugares. En colores se aconsejan gamas de amarillo vivo, naranja y azules oscuros en zonas de atención, que se pueden neutralizar con marrones, violetas.

Si hay un espacio de trabajo” colores que evoquen la madera son ideales para la concentración, en contraste con colores muy claros que generen baja distracción”, explicaron los expertos.

Para dormir la tendencia seguirá inclinada a los tonos cálidos que den paz y armonía, además se pueden incluir también blancos, azules claros o verdes, que también reflejan tranquilidad.

Para la cocina la tendencia para el próximo año está inclinada a los colores neutros y sobrios. Según la empresa funcionan bien luces beige y grises, que puedan contrastar con tonos que evoquen naturaleza como el verde y el azul marino.

Adicionalmente, “colores estimulantes como el rojo, naranja y amarillo se deben evitar en caso de que haya actividad constante en el hogar. Si al contrario somos lentos y poco enérgicos los colores anteriores son la mejor opción, evitando excesos. La pregunta entonces sería: ¿cuánto estímulo necesito? y de acuerdo a la respuesta elijo la paleta de colores según nuestras propias necesidades” agregaron.