.
MODA Conozca los cuatros colores de la relajación y del estrés, según expertos en interiores
viernes, 12 de febrero de 2021

Los tonos neutros ayudan a crear espacios más tranquilos y acogedores mientras que los vivos son estimulantes que pueden causar sensación de estrés o ansiedad

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co

La psicología de los colores ha sido la teoría pilar para el diseño de interiores al conjugar el estilo y la conducta humana que se desea impregnar en cada lugar. De ahí, que a la hora de remodelar o diseñar los espacios del hogar, se haga de manera estratégica con miras a tener espacios funcionales.

Con base en eso, los interioristas estudian y actualizan los tonos que mejor se adaptan a las necesidades del mercado y a nuevas tendencias.

Para ello, esta vez, hablamos con expertos en el tema para determinar cuáles son los colores de pintura para interiores más relajantes y por el contrario, los que generan mayor tensión.

El primero de ellos está relacionado con los tonos azul cielo o mar. Según los expertos, estos trasmiten naturalidad lo que contrarresta con los niveles de estrés. Además, es considerado como un color capaz de calmar emociones, de ahí a que sea muy utilizado en la meditación. Si opta por este tono, utilícelo principalmente en las habitaciones del hogar.

El segundo de ellos es el color blanco, especialmente cuando se combina con materiales naturales como el ratán y el yute. Una de las mejores opciones es el blanco yeso, el cual es luminoso, cálido, acogedor y además, muy elegante. Según los interioristas, este sirve para espacios neutrales, que siempre relajan y brindan armonía . De ahí a que este sea el símbolo insignia de la paz, antítesis de la guerra.

LOS CONTRASTES

  • Carolina SalazarDir. de Diseño Interior en Salazar Posada Arquitectos

    “Es importante definir el color y tono que se quiera utilizar, pues dependiendo de estos, se tendrá una sensación del espacio que va a influir en nuestro estado de ánimo”

Diseñadoras de interiores como Connie Clavijo, explican que los colores son fundamentales en todos los temas de la vida. Por lo que para un buen trabajo en la decoración, debe haber una apropiada escogencia de la paleta de tonos que, junto con las texturas, hacen que un ambiente sea armónico y apropiado para el propósito que en este caso es relajante o estimulante.

Un tercer tono para crear espacios relajantes es el marrón claro. Este que es semejante al color tierra, sería ideal para utilizar en un dormitorio, sala de estar, pues transmite una sensación de paz y optimismo.

En tiempos de incertidumbre producto de los efectos de la pandemia del covid-19, nivelar todos los aspectos de la vida con mirar a encontrar paz y relajación interior, mientras la tormenta pasa, es clave. Por ello, tenga en cuenta este cuarto tono para personalizar sus espacios.

Se trata del gris claro con matices marrones. Este tono tiene un afecto mágico relajante y es que cambia sutilmente con la luz del día, volviéndolo más suave y agradable a la vista.

Así mismo, en la industria de la pintura encontramos otros tonos que por el contrario actúa como estimulantes y pueden generar nervios o estrés.
Se trata, por ejemplo, de colores como el naranja, el rojo brillante, el rosa caliente y el amarillo vivo.

Carolina Salazar, diseñadora de interiores de Salazar Posada Arquitectos, explica que estos tonos pueden convertiste en muestras pesadas, “pues estimulan la mente y por lo tanto, generan un efecto contrario a la calma y tranquilidad”.

Azul celeste

Según Laura Gutiérrez, estilista visual en BoConcept, este tono ayuda a conectarse con la profundidad y amplitud del cielo y de los mares. Por lo que es un tono que se asocia con naturaleza, por ende, relajante, fresco y acogedor. Es ideal para las habitaciones o áreas de meditación o relajación.

Blanco

Color tierra

Gris claro

El tono gris claro con matices marrones funciona muy bien para suavizar la psique, pues es muy agradable a la vista. Lo puede mezclar con tonos cálidos y fríos para recrear espacios más reconfortantes. Además, es un color que a la luz del día cambia de manera sutil, generando efectos armoniosos y tranquilos.

Colores estimulantes

Naranja

Este color naranja, aunque es agradable para lugares recreativos, no funcionan muy bien en casa. Los tonos naranjados en paredes enteras suelen tener una calidad fluorescente, que causan un efecto similar a como mirar el sol. Por lo que pueden cansar la vista y convertirse en un tono no acogedor en el hogar.

Rosa caliente

Diseñadores describen este pigmento como el fucsia como tonos “agresivos, gráficos y contundentes”. Los colores primarios y no complejos, siempre se leerán como los menos calmantes. Según señalan interioristas: estar rodeada de colores como este durante demasiado tiempo aumentan el estrés y ansiedad.

Amarillo vivo

En un espacio destinado a calmar, los amarillos agresivos lograrán lo contrario. Interioristas dicen que este tono transmite emociones fuertes, que no ofrecen ese efecto calmante que muchas veces buscamos en el refugio del hogar. Aún peor lo son los amarillos vivos utilizados como motivantes y no relajantes.

Rojo

El rojo tiene un golpe de fuego que hace que sea difícil relajarse, explican diseñadores. Este por ejemplo, se utiliza en establecimientos de comida como McDonald’s donde el interés es que las personas no se quede, solo compren. Este es ideal como lápiz labial, de ahí que se asocie con colores ardientes.