El artista publicó fotos de su trabajo en Instagram el miércoles con el comentario: "Mi esposa odia cuando trabajo desde casa".

Reuters

El artista callejero Bansky siguió la recomendación oficial de quedarse en casa durante la crisis de coronavirus y creó nuevas obras en su baño, donde muestra sus características ratas hechas en stencil corriendo desbocadas por su lavabo e inodoro.

El esquivo artista publicó fotos de su trabajo en su página de Instagram el miércoles junto con el comentario: "Mi esposa odia cuando trabajo desde casa".

Bansky, cuya identidad sigue siendo un secreto, usa el sitio para autenticar murales después de pintarlos en lugares públicos, más recientemente en las ciudades inglesas de Bristol y Birmingham.

La nueva obra, como muchas durante el bloqueo, sólo se puede ver online.

El trabajo muestra a ratas enloquecidas apretando un tubo de pasta dentífrica, colgando del interruptor de luz, desenredando rollos de papel higiénico y orinando en el asiento del inodoro.

El valor de las obras de Bansky se ha disparado. Sus pinturas de chimpancés sentados en el Parlamento británico se vendieron por más de US$12 millones en octubre, un precio récord para una subasta de su trabajo.