sábado, 14 de septiembre de 2019

Soluciones de hogares inteligentes que constan de robots para barrer, aspiradoras, controles de luz y agua, entre otros

David Londoño

Aunque mucho lo consideran una tecnología futurista, el Internet de las Cosas -IoT por sus siglas en inglés- es una realidad, y muchas personas y empresas ya le están sacando provecho. Por ejemplo, Gartner pronostica que 14.200 millones de cosas conectadas estarán en uso en 2019, y que el total alcanzará los 25.000 millones para 2021, lo implica que aproximadamente 20 equipos de uso cotidiano por familia, estarán conectados a Internet.

En el caso de Claro, compañía que viene trabajando en el desarrollo e implementaciones de esta tecnología en el país, cuenta con diferentes productos y servicios basados en IoT. Soluciones de hogares inteligentes que constan de robots para barrer, aspiradoras, controles de luz y agua, apertura de puertas, sensores de seguridad, smartwatch para niños y máscotas, entre otros, son bienes de consumo que hoy en día ya están disponibles, y que están conectados a la red 4.5G de Claro, que permite las capacidades y velocidades que requiere el IoT.

A nivel empresarial, los sensores, módems, tarjetas, antenas, routers y demás hardware necesario para aprovechar IoT ya está disponible en el mercado y cada vez baja más de precio en la medida en que la producción a escala sigue creciendo. De hecho, un estudio de consultora Frost & Sullivan pronostica que el mercado colombiano de IoT generará ingresos de US$523 millones para 2022, a una tasa de crecimiento anual compuesto de 20,8%, en industrias como la automotriz, las ciudades inteligentes, la agricultura y la salud, entre otros.

Ahora bien, cuando se trata de implementar un proyecto de IoT en una Empresa o Negocio, tenga en cuenta estos tres pasos que se requieren y que le pueden ser útiles:

1.Defina qué quiere hacer y las áreas involucradas

Suena obvio, pero no se imaginan cuántas implementaciones tecnológicas fracasan debido a que simplemente no se tuvo en cuenta un objetivo claro desde el inicio. Cualquier proyecto de transformación digital, apoyado en una solución IoT, debe iniciar con un objetivo o estrategia muy clara, ya sea en términos de reducción de costos, mejora de la experiencia del cliente, o conformación de nuevos negocios digitales.

¿Algunas ideas? Bueno, son ilimitadas. Puede iniciar con aquel proceso que es muy manual y al incluir un sensor podría hacerse de forma automática, pero además recopilando data que puede ser muy interesante para el negocio. Igualmente, involucre a las áreas para las cuáles la información del Internet de las Cosas les puede ser más útil, pueden ser las de tecnología o IT pero también un área administrativa o de producción, por ejemplo.

2.La tecnología y el ecosistema

Es importante saber qué tecnología usar para sacar más provecho al proyecto. En este sentido, tenga en cuenta estos cuatro elementos fundamentales. Primero, los sensores, que son el dispositivo que recolecta los datos del ambiente y los transmite hacia el internet de las cosas. Segundo, las redes, que constituyen la forma como se conecta el sensor a Internet ya sea a través de WiFi, Ethernet o redes móviles (3G/4G/LTE/4.5G Narrowband). También hay algunos objetos que se comunican internamente de otra forma (Bluetooth / RF / Infrarrojo / protocolos propietarios) y al final llegan a un Concentrador o Gateway que es el que se conecta a Internet. En Colombia, Claro tiene la mayor cobertura en redes 4.5G que son ideales para conectar “cosas” a Internet, especialmente cuando se requieren.