.
TECNOLOGÍA Más privacidad para los usuarios
sábado, 26 de junio de 2021

Desde el año pasado, Google viene trabajando en una propuesta colaborativa e innovadora que responde a estas necesidades, llamada Privacy Sandbox

Giovanni Stella

Como buen italiano, dos de mis grandes pasiones son la gastronomía y los vinos, así que suelo buscar en internet nuevas recetas, restaurantes, tiendas de vino y novedades del sector, lo que hace que, además, reciba anuncios publicitarios acordes a mi gusto por la comida y recomendaciones útiles según mis preferencias.

Esto sucede gracias a que la web de hoy utiliza códigos conocidos como cookies (de terceros) para recordar mis recorridos de navegación y ofrecerme una experiencia más personalizada.

Sin embargo, como suele suceder con cualquier tecnología, llega el momento en que esta debe evolucionar para darle paso a una nueva iteración que se adapte a las cambiantes necesidades y expectativas de las personas.

En este caso, a una que ponga la privacidad de los usuarios por encima de todo, igualmente sin tener que dejar de ofrecer a los anunciantes una manera segura y efectiva de llegar a sus públicos objetivos, así como permitir que editores y creadores de contenido puedan continuar usando la publicidad como parte de sus modelos de negocio.

Desde el año pasado, Google viene trabajando en una propuesta colaborativa e innovadora que responde a estas necesidades, llamada Privacy Sandbox. Las nuevas tecnologías que están siendo desarrolladas bajo esta iniciativa se centran en la privacidad en línea, evitan seguimiento personalizado y mantienen el anonimato de las personas, enfocándose, por ejemplo, en grupos de personas con intereses similares y no en individuos en particular.

Gracias a todos estos desarrollos, una persona como yo haría parte de un grupo de usuarios, también, amantes del vino y con otros gustos similares a los míos, pero sin ese seguimiento individual, lo que le permitiría a los anunciantes y generadores de contenido seguir llegando a sus audiencias, además, de manera segmentada y eficaz.

En nuestras simulaciones iniciales, estas propuestas han demostrado ser eficientes para entregar resultados a los anunciantes sin necesidad de identificar individualmente a las personas como lo hacen las cookies de terceros. Algo muy importante, justo ahora que la recuperación económica del país y del mundo se dará en gran medida a través de los negocios digitales y del e-commerce.

Dentro de la iniciativa de Privacy Sandbox, también venimos trabajando en el desarrollo y simulación de soluciones que permitan, por ejemplo, medir las conversiones al tiempo que protegemos la información de los usuarios, diferenciar el tráfico auténtico del fraudulento sin exponer las identidades de las personas en el proceso, entre otras funciones que garantizan el buen comportamiento de esta tecnología y minimizan cualquier riesgo para la privacidad.

El gran objetivo de esta nueva propuesta es proteger aún más la privacidad y seguridad en línea de los usuarios, al tiempo que mantenemos la web abierta y el acceso gratuito y pertinente a la información, de modo que todos, tanto ciudadanos como medios de comunicación, la industria de la publicidad y anunciantes, sean beneficiados.

En Google tenemos un fuerte compromiso con la preservación de un ecosistema digital vibrante y abierto, en donde las personas puedan acceder a una amplia gama de contenido soportado por la publicidad, a la vez que se respeta su privacidad.

Este es el camino en el que estamos y los invitamos a ser parte del proceso.