.
TECNOLOGÍA

El metaverso, la realidad virtual que se propone ser el reemplazo del e-commerce

sábado, 10 de septiembre de 2022

Colombia, país de Latinoamérica en donde más personas consideran que podrán incorporar tecnologías de inmersión según IPSOS

El metaverso ya no es el futuro, sino el presente. Cada día se manifiesta de forma más concreta en el mundo de los negocios por la cantidad de oportunidades que ofrece. Cuando se habla de este en fusión con el e-commerce, se abre un panorama con gran potencial para explotar ,y esto ya se ha podido demostrar con algunas empresas del sector textil e inmobiliario alrededor del mundo.

Después de la decisión de Mark Zuckerberg de cambiar el nombre de su empresa Facebook a Meta, con la propuesta de este nuevo mundo digital, la transacción en los comercios digitales creció. A pesar de que es un proceso, se espera que genere enormes cantidades de dinero por las proyecciones.

Comprar por internet se ha convertido en la manera más sencilla de adquirir productos y servicios para muchos. Según la Cámara de Colombiana de Comercio Electrónico en su último informe, publicado el 8 de agosto, en el segundo trimestre del año el total de ventas fue de $13,5 billones aproximadamente; esto quiere decir que, en comparación al año pasado, en el mismo trimestre hubo un aumento de 53,3%. Este resultado demuestra que el e-commerce dejó de ser solo para los jóvenes y se convirtió en una de las mejores opciones de los colombianos para realizar compras, en la medida que ha crecido la conectividad en el país.

Adicionalmente, Matthew Kanterman, analista senior de la industria de Bloomberg Intelligence, y Nathan Naidu, analista de la industria de la misma empresa, comentaron en un estudio que “la oportunidad de ingresos global del metaverso podría acercarse a US$800.000 millones en 2024”.

En algunos países como España ya se ha implementado para comprar apartamentos o edificios, teniendo éxito, ya que el usuario puede recorrer los espacios en los que viviría como si estuviera ahí, sin que estén aún construidos. En Colombia, también se ha puesto en marcha, como sucede con la empresa Conconcreto, inmobiliaria que ya cuenta con una sala de exhibición en el metaverso donde existen diferentes canales de ventas y maquetas en las que se pueden observar los edificios.

Camila Wolff Velásquez, Project Manager de Metaskin, una de las compañías colombianas más importantes al día de hoy en este tema, comenta: “yo creo que el metaverso va a ser el nuevo e-commerce porque ofrece una experiencia más inmersiva; nosotros incluso hemos trabajado con marcas que tienen su tienda web normal y física. Entonces, la crean en el metaverso y así es como se pueden probar la ropa y la gente puede comprar tanto en enlace digital como en la tienda real”.

También está Landan, una empresa de Medellín que ya tiene su propia moneda, o más bien token, que denominan LNDA. Con este será posible comprar todos los activos dentro del metaverso. Como dice que su página web, se podrá adquirir desde terrenos hasta servicios de construcción, casas modelo, ropa y zapatos como NFT. Y es que Colombia ocupa el primer puesto en Latinoamérica donde las personas creen que pueden incorporar tecnologías de inmersión en su vida diaria, según un estudio realizado por Ipsos, que nombraron ‘Cómo el mundo ve el metaverso y la realidad extendida’. Camila Wolff, de Metaskin, menciona que en máximo dos años y según todo lo que han avanzado hasta ahora, el e-commerce será trasladado al metaverso, donde se tendrá una experiencia más personalizada.

La venta de ropa también es un mercado que se espera esté muy presente en el metaverso. Este año Zara sacó Lime Glam, una colección de primavera que se podía adquirir de forma virtual, pero también en físico. Para comprarla se debía crear un avatar en una aplicación y ahí el cliente podía medirse la ropa para saber cómo se le veía y si le interesaba adquirirla. Offcorss fue la empresa que en Colombiatex, evento de moda que se realiza una vez al año donde se exponen las nuevas colecciones de diferentes marcas y diseñadores, presentó su ropa con modelos creados en esa realidad virtual.

“En esta nueva experiencia en el Metaverso, ofreceremos actividades interactivas para que los niños recorran la tienda mientras buscan prendas u objetos de la marca, de tal manera que cuando las encuentren puedan reclamar algunos premios para sus avatares, como gorras, pantalones o camisetas para vestirlos”, indicó la CEO de la compañía, Yanet Londoño Diosa.

Sin embargo, una preocupación que surge con la creación de este escenario es la seguridad informática, pues al ser tan reciente hay muchas cosas sin detallar. Según Daniel Cuhna, experto en investigación de seguridad informática de Eset, esto es algo que aún no se tiene muy claro por el momento en el que estamos.

“Actualmente, los archivos maliciosos representan una parte importante de la escena de las amenazas digitales y, sin duda, deberán tenerse en cuenta en Metaverso, ya que, dependiendo de cómo ocurran estas interacciones, las partes pueden tener acceso a la información de los demás.”

El poder compartir tanta información será un tema del que se tendrán que preocupar los creadores de esta nueva realidad virtual.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Tecnología 01/10/2022 ¿Cuál país de latinoamericano con inversión más alta en tecnología en el último año?

El estudio de EAE Business School registró el cambio en el gasto en tecnología de la información y retrató el panorama de Latinoamérica. Argentina encabeza la lista

Tecnología 01/10/2022 ¿Cómo funcionan los algoritmos en redes sociales que permiten potenciar su marca?

Según la plataforma Doppler, optimizar horarios de publicaciones es primordial para identificar qué días y a qué horas funcionan mejor

Tecnología 01/10/2022 Este es el listado de casos de hackers más emblemáticos por sus millonarias cifras

Kia Motors se encuentra entre la lista de afectados, la empresa tuvo que desembolsar US$20 millones por un ataque pirata que amenazaba con divulgar sus datos

MÁS INTERNET ECONOMY