De acuerdo con una investigación de Blacksip en Colombia ocho de cada diez personas aseguran navegar en la red diariamente

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co

Una de las prioridades de cualquier empresa del retail es tener presencia digital. En Colombia, por ejemplo, ocho de cada diez personas aseguran navegar en la red diariamente; mientras que la última investigación que entregó Blacksip afirmó que somos el cuarto país de la región en generar mayores ingresos por ventas online.

El informe dice que cada año se mueven US$6.000 millones por este concepto y se espera que en 2021 la suma crezca a US$10.000 millones, lo cual representa un crecimiento de 20%.

Fernando Caviades, CEO de Iridian, una empresa que desarrolla plataformas y ecosistemas digitales, aseguró que, “este año es tal vez uno de los mejores momentos para pensar en emprender en lo digital. Teniendo en cuenta netamente las cifras, la penetración de internet en el mundo ha llegado a 57%, alcanzando casi los 4.390 millones de personas en línea, lo que significa un millón de oportunidades para vender”.

El comercio electrónico es un término que se utiliza para definir cualquier negocio o transacción comercial a través de la web.

La rama de sitios de venta se ha ampliado tanto que se encuentran desde los más comunes, que son de venta al consumidor, los que son de subasta y hasta quienes venden bienes y servicios en las plataformas.

El gran beneficio de las ventas a través de internet es la oportunidad que le da de tener su negocio propio sin la necesidad de pagar los costos de un lugar físico. Esto amplía la posibilidad de llegar a más personas, de traspasar fronteras y de brindar un servicio seguro y de calidad.

Para Caviades, el experto que ha trabajado en el desarrolló web de marcas como Yanbal, Universidad Javeriana y Andrés Carne de Res, lo básico de cualquier ecommerce a tener en cuenta son, “cosas tan sencillas como contar con un registro por medio de Facebook Connect, Google Connect o Apple Connect; contar con diferentes métodos de pago, y en diferentes divisas; contar con integración de social media, Erp o CRM, y contar con una interfaz amigable”.

Sin embargo, las nuevas tendencias de la web 4.0 señalan que se requiere de Big Data, que es la manera en que se procesan grandes volúmenes de información y permite conocer mejor al cliente; Machine Learning, un algoritmo de Inteligencia Artificial, el cual puede analizar los comportamientos de los usuarios y predecir sus compras futuras; y Marketing Automation, que es la automatización del mercadeo, que permite ayudar a los clientes a su proceso de compra y para terminar la analítica integrada con Machine Learning, que apunta a sacar el mayor provecho de las analíticas del sitio web.