sábado, 16 de mayo de 2020

Zoom, en pleno apogeo, es la plataforma líder para realizar todo tipo de reuniones de manera virtual

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Entre las plataformas de reuniones virtuales hay un solo ganador durante la pandemia: Zoom, creada por Eric Yuan. Con sus cerca de 300 millones de usuarios diarios, contabilizados por las veces que ingresen a una videollamada, ha superado a Google y a Microsoft, con Meet y Skype, y ha puesto a Facebook a intentar seguirle los pasos, con Rooms.

A diferencia de muchos otros sectores que se han visto afectados por el covid-19, el negocio de Yuan pasó de ser una de las muchas apps que permiten la interacción en video de sus usuarios a liderar los listados de plataformas como App Store y Google Play Store, con más de 2,2 millones de descargas entre enero y febrero de 2020.

Incluso, desde su entrada a la bolsa en este mismo año, sus acciones pasaron de US$36 a US$159 en cuestión de horas, lo que ha terminado de valorizar a la compañía en unos US$44.000 millones. A partir de ahí, y debido a sus beneficios (permite la conexión de hasta 100 personas de forma simultánea y de forma gratuita) su popularidad se ha disparado, haciendo que los usuarios entendieran que no era útil solo para reuniones de trabajo, sino también para fiestas, oraciones y hasta meditaciones grupales.

En Colombia, son cada vez más las personas que no solo la han descargado en su celular, sino que también le dan uso diario: para trabajo, reuniones familiares, cumpleaños y hasta para fiestas de baile y música. En Barranquilla, un grupo de 30 mujeres se conecta todos los días para hacer ejercicio a través de Zoom. Para ellas, esto no es como un gimnasio convencional, sino más una “comunidad”.

“Al principio, no pensé que esto fuera a convertirse en la comunidad de mujeres que somos hoy”, contó Victoria Movilla, entrenadora y precursora de Aqua Gym, un modelo de entrenamiento en el agua. “El 21 de marzo hice ejercicio junto a otras tres amigas, y con los días fue tomando mucha fuerza y organización, hasta el punto en que han llegado al grupo mujeres que necesitan un espacio para sentirse motivadas a entrenar”, agregó.

Así como para la vida sana y el ejercicio, Zoom ha sido una herramienta que le ha dado vida nocturna a muchas personas durante la cuarentena. Con fiestas, reuniones sociales y hasta con música en vivo, el espíritu fiestero y social se ha mantenido vivo. Todo, mediante esta plataforma que, de forma sencilla, ha revolucionado la forma de conectarse de manera virtual.

“Zoom no solo permite hablar con más personas al mismo tiempo, sino que la diversión y el encuentro social nos permite salir de lo monótono del aislamiento obligatorio. La ventaja que tiene es que las otras plataformas son limitadas, mientras que esta te permite conectar con todas las personas que quieras”, indicó Willy Varela, experto en redes sociales.

“Hace unas semanas organizamos una fiesta temática con mi familia, a través de Zoom. La idea era que cada uno impresionara con sus trajes, sentir como que íbamos a salir a un lugar en específico, tal y como lo hacíamos antes de la pandemia”, contó Varela.

Gracias a este tipo de plataformas, que han tomado fuerza, audiencia y alcance durante la pandemia, el concepto de videollamada ha cambiado completamente, pues ya no es solo para trabajo o para reuniones vinculadas a este, sino también para diversión, salud y entretenimiento. Incluso, en algunos países, se ha usado para hacer funerales. Pero también ha tenido sus problemas.

No todas han sido buenas noticias, pues miles de usuarios alrededor del mundo han reportado problemas de seguridad en la plataforma. Este, un asunto reconocido por sus desarrolladores, ha permitido que personas ajenas entren a estas conferencias y que puedan observar la información de pantalla compartida de otros usuarios.

“No cumplimos con las expectativas de privacidad y seguridad de la comunidad, ni las nuestras. Lo siento mucho”, escribió en su blog Eric Yuan, creador de Zoom, quien pidió un tiempo de 90 días para desarrollar los softwares necesarios para mitigar los problemas y recomponer la imagen de su plataforma, blanco de críticas en los últimos días.