.
INFRAESTRUCTURA Sensibilizar a partir de un acto de color
jueves, 25 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Sandra Freiye

Caleños de todos los rincones de la ciudad y todos los estratos sociales están uniendo esfuerzos para usar la pintura de colores vibrantes como un vehículo para la consolidación del tejido social, y la generación de nuevas oportunidades de turismo y comercio en el barrio Terrón Coloreado y otras localidades de la Comuna 1.

Hace aproximadamente 10 meses la Fundación Terrón Coloreado está llevando a cabo un proyecto que pretende darle a uno de los barrios de la ciudad de Cali otra cara, tomando el color como filosofía de cambio.

Salpicar color en fachadas de barrios, como los que compone la Comuna 1, no es “tapar la pobreza” como algunos estiman. Es todo lo contrario; es mover el espíritu para que se resuelva. Es dinamizar todas las fuerzas vivas por una causa que parece ingenua, pero que en el fondo sensibiliza y activa al individuo y su hábitat, simultáneamente articulando a un gran voluntariado de personas con mayores posibilidades sociales que encuentran en esa agenda la posibilidad de servir.

Al mismo tiempo la empresa privada advierte que, mas allá de un acto altruista o de responsabilidad social empresarial, las jornadas de pintura alteran positivamente la economía del barrio, aumentando los consumos de productos, de los cuales son, o pueden llegar a ser, proveedores, y/o tornarse en marcas amistosas para la comunidad, beneficiando su agenda comunicacional y comercial de cara al futuro.

Además de sacudir a la plataforma política interna y externa frente a un acto que va mas allá de la simpleza del color. Este proyecto busca que todos entendamos la importancia de asociarse, respetar, servir y cooperar. Igualmente invita a revisar la infraestructura social y mirar nuevamente a quienes fueron objetivo político al momento de colonizar.

El color en la Arquitectura como creación colectiva, es otro motor para este grupo de caleños, motivándolos a trabajar por un nuevo sistema que pretende cambiarle la cara a este barrio, que es la entrada a Cali y la salida al Pacífico colombiano, además de ser un corredor hacia un maravilloso microclima. A solo 10 minutos, en el Km. 18, la temperatura baja casi 8 grados; aspecto que da mas fuerza al proyecto.

Las actividades de estas jornadas son un complemento filosófico de lo que es el trabajo en comunidad y por ende, la creación colectiva arranca en este acto de pintar, pero continúa con los habitantes de cada casa, quienes empiezan a personalizarla y marcarla con su sello creativo. Este “rediseño” toma dos direcciones: la integración con su entorno y la individualización del espacio de vida.

Adicional a esta maravillosa experiencia, acompañada con impactantes testimonios de vida, entra el arte a Terrón Coloreado a completar esta intervención. En la segunda mitad del siglo XX surge un movimiento “coloreador” de espacios neutros, y comienzan a ser llenados con “graffiti”, para luego darle nacimiento al Arte Urbano: El TAG. Estos son museos abiertos en ciudades, llenos de composiciones cromáticas.

Terrón Coloreado es un profundo análisis social, urbano, arquitectónico, artístico, turístico y económico, que espera llegar a manos de los grandes para multiplicarse en un formato que día a día se va consolidando y fortaleciendo.

Ejemplos a nivel mundial de intervenciones
Ejemplos tácitos y de mucho éxito ya han sido ejecutados a nivel mundial. Las favelas de Brasil fueron una de las primeras intervenciones a zonas de alto riesgo, no solo en la construcción de estas viviendas, sino en la misma sociedad que la componía. Estas se convirtieron en un campo impulsor para acabar con la pobreza, lo cual no es solo cuestión de dinero, hace falta cultura y trabajo colectivo.