.
INFRAESTRUCTURA Sector eléctrico, a la espera de cuatro plantas que operarán desde 2015
miércoles, 26 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

El sector eléctrico está a la expectativa de que las compañías que avanzan en la construcción de plantas de generación de energía pongan en funcionamiento cuatro unidades el próximo año. Gracias a esas operaciones, el país contará con 1.524 megavatios (MW) adicionales que se integrarán al sistema nacional.

El encendido de las plantas es relevante para los colombianos, no solo para mantener el autoabastecimiento y la confiabilidad del mercado, sino para enfrentar los riesgos que genera la presencia de un Fenómeno de El Niño que el Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales (Ideam) ya confirmó para el próximo año. Aunque será un episodio débil, podría durar más de cinco meses, por lo que los nuevos embalses hídricos serán clave en la formulación de los precios de la energía en 2015, señaló Alejandro Lucio, director de Óptima Consultores, compañía especializada en el sector energético.

Entre las cuatro obras que se concretarán, la que primero encenderá motores será Hidrosogamoso (enero de 2015), un proyecto desarrollado por Isagen y que debía estar listo en septiembre de 2013, pero por problemas de licenciamiento y líos con las comunidades, tuvo que retrasar sus operaciones. De hecho, el encendido de la unidad estaba previsto para el próximo diciembre, pero se otorgó un nuevo plazo.

Esta instalación es una de las más importantes y esperadas por el sector, porque tendrá una capacidad de generación de 800 megavatios que se conectarán al Sistema.

Otra de las que comenzará operaciones, pero en el segundo semestre de 2015, es Quimbo, una estructura de generación hídrica desarrollada por Emgesa y que le sumará 400 megavatios al sistema nacional. Se calcula que la obra supera los US$837 millones, como resultado de los sobrecostos del proyecto ubicado en Garzón, Huila.

De hecho, hasta ayer se levantó un paro en las operaciones de la empresa que duró más de 150 días y que amplió el retraso de la planta que, inicialmente, estaba programada para 2013.

Tasajero II y Gecelca 3 también comenzarán operaciones el próximo año, pero con generación térmica, por lo que serán un respaldo para el sistema en caso de próximas sequías que reduzcan la generación hídrica. El primer proyecto es desarrollado por Termotasajero, tendrá una capacidad de 160 megavatios y está ubicado en San Cayetano, Norte de Santander. Gecelca 3, a su vez, es ejecutada por Gecelca, podrá generar 164 MW y se ubica en Puerto Libertador, Córdoba.

¿Bajos costos?
El inicio de estas operaciones también podría resultar en un beneficio para el bolsillo de los colombianos, porque “si hay mayor oferta en bolsa, mayor disponibilidad de energía, eso podría trasladarse en precios menores a los que se han visto en los últimos dos años en los que ha habido una estrechez entre la oferta y la demanda”, explicó Alejandro Castañeda, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg).

Sin embargo, la llegada de El Niño podría “aguarle la fiesta” a los consumidores, porque frente a la reducción de los embalses hídricos, el mercado deberá asegura el abastecimiento con carbón, gas y combustibles líquidos, que son más costosos. Mientras el kilovatio por hora que se genera con agua cuesta $40, el que se produce con los otros recursos puede estar entre $100 y $700, dependiendo de la fuente que se utilice, explicó Lucio.

De hecho, parte de ese aumento ya se ve, pues en periodos en los que no hay alerta de un Niño, el sistema genera cerca de 80% de la energía con agua y el resto con las plantas térmicas. En este momento, se genera cerca de 65% con fuentes hídricas y 35% con térmicas. Y ese balance podría llega a 50%-50% el próximo año, dependiendo de la intensidad del Fenómeno, agregó Castañeda.

Pese a eso, las cuatro plantas serán un respaldo y le darán mayor confiabilidad al sector eléctrico.

Agua suficiente para cuatro meses
El presidente de Andeg recordó el nivel nacional de los embalses está sobre 80% y que aún se mantienen las precipitaciones en algunas partes del país. Pero, si se proyectara un supuesto en el que no caiga una gota de lluvia en los próximos meses, el sistema estaría en capacidad de atender el mercado en los próximos cuatro meses, solo con la generación hídrica. A partir de allí, las empresas se respaldarían en las plantas térmicas. Sin embargo, es probable que el sistema continúe mezclando sus fuentes, para que no haya alzas exageradas en los precios de la energía en bolsa, que afecta marginalmente al mercado.