En junio de este año se comercializaron en total unas 12.912 unidades de vivienda de nueva, según datos del sistema de información de Camacol

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Uno de los mercados más afectados por las medidas de aislamiento para mitigar la difusión del covid-19 ha sido el inmobiliario, en la medida que, con la mayoría de la población trabajando desde sus casas, los precios de arriendo de oficinas han disminuido, al tiempo que aumenta el inventario de locales comerciales desocupados.

El panorama en el segmento de vivienda es diferente pues, aunque se ha contraído por cuenta de la emergencia, viene presentando una recuperación más rápida, y que se espera sea más pronunciada por cuenta del anuncio del Gobierno de incentivar la compra de vivienda nueva a través de subsidios.

Según Coordenada Urbana, el sistema de información de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), en junio se comercializaron 12.912 unidades de vivienda nueva, lo que representa un aumento significativo frente a los resultados de mayo, cuando se vendieron 8.335 unidades. Entre los inmuebles vendidos en junio destaca el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS), en el que se comercializaron 8.860 unidades. Esto supone, de acuerdo con la entidad, un crecimiento de 50% con respecto al mes anterior. En cambio, las viviendas No VIS nuevas fueron 4.025, lo que a su vez representó un crecimiento de 68% con respecto al mes de mayo.

Estas cifras son consistentes con el balance semestral que presentó Camacol Bogotá y Cundinamarca, que muestran que, en los primeros seis meses del año en la capital, hubo lanzamientos de 7.520 viviendas VIS y 5.598 No VIS; iniciaciones de 8.941 unidades VIS y 2.475 No VIS; y ventas de 9.445 inmuebles tipo VIS, mientras que las no VIS alcanzaron 5.885. Cabe anotar que el segmento VIS fue el único que presentó cifras de crecimiento positivo en los indicadores de iniciaciones (45,6%) y ventas (7,5%).

“Si bien las cifras muestran un ajuste, el impacto no es tan dramático como podría esperarse dada la actual coyuntura, y vemos que estamos en la senda de una sólida recuperación. Por ejemplo, respecto a mayo de 2020, las ventas de junio mostraron un crecimiento de 82,9% en la capital y de 69,6% en Cundinamarca, lo que beneficia el dinamismo, asegura el empleo que aporta el sector y genera desarrollo económico y social”, explicó Alejandro Callejas Aristizábal, gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca.

El dirigente gremial, además, resaltó que en este momento las condiciones para adquirir vivienda nueva son favorables pues, además de los subsidios, las tasas de interés están en mínimos históricos.