.
INFRAESTRUCTURA Habrá nuevo decreto para apoyar a carros eléctricos
jueves, 22 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

El mercado automotor  está a la espera de que en octubre el Ministerio de Ambiente deje en claro las nuevas normas que aplican para los vehículos eléctricos, ya que las que están vigentes hasta diciembre no han generado los incentivos suficientes para que el mercado crezca. Esto lo corroboran las cifras del informe de Diálogo Interamericano, que muestran que con corte a 2015 solo había circulando 126 carros y solo estaban instaladas cinco electrolineras. 

Según las empresas se espera que esta reglamentación compense, lo que aún son altos costos en la industria de eléctricos que hoy en día doblan los gastos de los vehículos convencionales a la hora de adquirirlos.  

Teniendo en cuenta esto, el ministro de la Cartera de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, explicó que “falta mucho camino por recorrer ya que los incentivos que se han generado no han funcionado como quisiéramos, porque de un cupo de cerca de 4.500 vehículos eléctricos e híbridos que se dio, solo se utilizó cerca de 11%. No hemos avanzado mucho, hay cerca de 452 carros de estas dos categorías. La misma industria reconoce que se ha podido hacer un mayor esfuerzo, pero también hay limitaciones regulatorias”. 

Ahora, dentro de los incentivos que pide la industria está que se hagan políticas más a largo plazo, que se eliminen los cupos e igualmente que haya más infraestructura, porque según los cálculos del informe de Diálogo, instalar las estaciones que hacen posible las recargas en los hogares, cuesta alrededor de US$1.000. 

Esto tocaría sumarlo a los costos de adquirir el vehículo, que “siguen siendo demasiado altos para la mayoría de los consumidores colombianos, por lo que aún las ventas están dirigidas más a entidades corporativas”, explicó Lisa Viscidi, directora del programa de energía y cambio climático de Diálogo Interamericano.

Ejemplo de esto es que “el Mitsubishi I-Miev costó cerca de US$44.000 en 2012, cuando Codensa y Emgesa lo compró y no está disponible al público. El Nissan Leaf se vende actualmente solo a entidades corporativas y el Renault Twizy, cuyo costo es de US$16.000 y el BMW i3 de US$60.000, son los únicos automóviles con una distribución más amplia”, agregó Viscidi.

Ahora, buscando solucionar parte de estas barreras, Murillo explicó que “estamos trabajando con el ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en un Decreto que reemplace el existente, y estará listo en octubre, en el cual se toman en cuenta las medidas que ha planteado la industria y que nosotros consideramos pertinentes para promover el uso de estos vehículos. Lo que se está discutiendo es que se pueda eliminar el sistema de cupos, que se pueda garantizar que la disminución en el pago de IVA pueda realmente transferirse a los compradores y que podamos mejorar los trámites que tiene la industria para acceder a estos beneficios, como por ejemplo el  que toca realizar ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y que es un poco engorroso. Lo que haríamos sería ajustarlo para que sea ágil o haya autogestión con lo que no toque acudir a la Agencia, sino que se puedan realizar algunas auditorias”. 

Frente a estos cambios, el gerente de Mitsubishi Colombia, Marco Pastrana, explico “que los incentivos iniciales lograron abrir el mercado, sin embargo, toca que los siguientes sean más a largo plazo y un poco más al consumidor final. 

Como explicó Marine Gorner, especialista en transporte, los incentivos deben ir al punto de impuestos, carriles exclusivos, estaciones de carga gratis y preferencias en impuestos, que estimulen al consumidor final a adquirir este tipo de vehículos. “Nosotros ya hicimos el trabajo y en estos cinco años hemos adquirido información muy importante para seguir trabajando”. 

Las necesidades de infraestructura

Con el fin de incrementar el uso de eléctricos en Colombia, Diálogo Interamericano explicó que se debería continuar con la electrificación de la flota de transporte público, y una manera de hacerlo es a través de ayudas financieras estatales. A su vez se podrían ofrecer incentivos fiscales adicionales a los consumidores, tales como subsidios a la hora de comprar los carros o a la infraestructura para la carga en hogares. También se podría pensar en peajes gratuitos y parqueaderos y circulación preferencial

Las opiniones

Glenn Schmidt
Vicepresidente asuntos gubernamentales BMW

“El balance se puede dar con incentivos económicos ya que los vehículos eléctricos por la innovación suelen ser más costosos”.

Luis Gilberto Murillo
Ministro de Ambiente

“Podríamos pensar en incluir en el decreto los vehículos a gas, a pesar de que el énfasis ha estado en eléctricos. Toca analizar el tiempo”.